Da Silva desata la euforia brasileña

17.08.2016 | 00:49

El brasileño Thiago Braz da Silva provocó el delirio de sus paisanos al proclamarse campeón olímpico de pértiga con un vuelo asombroso de 6,03 metros, diez centímetros por encima de su marca, con el que derrotó al defensor del título, el francés Renaud Lavillenie, que se quedó en 5,98. La medalla de bronce fue para el estadounidense Sam Kendricks con una marca de 5,85. La pértiga volvió a ser una prueba de difícil reválida. Nadie ha podido repetir título desde que hace 60 años lo hiciese el norteamericano Bob Richards. Brasil confiaba en Thiago Braz, que había hecho una gran temporada tanto en sala (5.93) como al aire libre (5,90).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine