Fútbol Liga Europa

El Celta se exige rematar la faena

El equipo de Eduardo Berizzo busca en un duelo a vida o muerte en Rusia ante el Krasnodar igualar su techo histórico en Europa tres días antes del derbi de Riazor

16.03.2017 | 01:13
Los jugadores del Celta, durante el entrenamiento de ayer en el escenario del partido.

El Celta pone en juego media temporada en un partido a vida a muerte en Rusia frente al Krasnodar (19.00 horas, Bein Sports) que el equipo vigués afronta firmemente decidido a lograr el pase a los cuartos de final de la UEFA Europa League, su techo histórico en competición europea a tres días del derbi gallego contra el Deportivo en Riazor. El conjunto celeste partió a primera de la mañana hacia la ciudad de Krasnodar, a orillas del Río Kubán, en el Cáucaso, y por la tarde, tras la rueda de prensa oficial del técnico, ultimó la preparación del choque con un entrenamiento a puerta cerrada en el escenario del partido.

El grupo de Eduardo Berizzo defiende en el Krasnodar Stadium la ligera ventaja obtenida en el primera asalto de la eliminatoria en Balaídos (2-1), un resultado no exento de peligro por el valor doble de los goles en campo contrario que obliga a los celestes a andarse con pies de plomo. Aunque el empate le basta para clasificarse, el Celta afronta el envite decidido a vencer también este segundo partido o, al menos, anotar un gol que mejore sus expectativas de estar en el sorteo de los cuartos de final que se celebrará mañana en Nyon (Suiza).

El plan de Berizzo es afrontar el choque de vuelta con la misma propuesta futbolística que le dio el triunfo la pasada semana en Balaídos, esto es: buscar la victoria a través de la posesión de la pelota y una idea profunda de juego, presionando al rival en su propio campo. Para llevarlo a cabo, el preparador celeste dispondrá de casi toda su artillería, incluido el recientemente recuperado Claudio Beauvue, autor del gol del triunfo en el último suspiro del partido jugado la pasada semana en Balaídos.

El técnico se ha llevado a Rusia a todos sus futbolistas disponibles. Faltan apenas a la cita el portero Rubén Blanco, que se ha resentido hace un par de semanas de una lesión sufrida en enero y no se le espera de vuelta hasta después del próximo parón de la Liga, y el centrocampista Marcelo Díaz, lesionado el pasado domingo tras sufrir una entrada del delantero del Villarreal Soldado. La inesperada ausencia del chileno, que tendrá que estar entre cuatro y cinco semanas de baja, ha complicado los planes de Berizzo, que encara al choque muy justo de centrocampistas.

La recuperación a última hora de Pablo Hernández, ausente en los últimos tres compromisos del equipo por culpa de un desgarro muscular, mitiga un tanto los problemas del técnico en el medio del terreno, aunque el centrocampista tucumano recibió ayer mismo el alta médica y llega al choque con solo dos entrenamientos con el grupo. Berizzo confirmó "está para jugar", lo que sitúa al Tucu en el once inicial.

La gran relevancia del choque, el más importante del curso después de la fallida semifinales de Copa del Rey, obliga al técnico ha echar el resto y no dejarse nada en el banquillo, incluso con el clásico gallego de Riazor a la vuelta de la esquina. Berizzo volverá a alinear a sus mejores elementos.

Ausente Rubén, la portería volverá a ser para el Sergio Álvarez, el Gato de Catoira, arropado por una defensa de cuatro hombres. La duda es si Berizzo alineará a la que habitualmente viene siendo su defensa titular, con Jonny y Hugo Mallo pegados a los flancos y Cabral y Roncaglia en el eje de la línea o bien utilizará a Andreu Fontás como central izquierdo en la posición que habitualmente viene ocupando el defensa internacional argentino.

En el medio campo, la novedad será muy probablemente Pablo Hernández, que entrará por el lesionado Marcelo Díaz y acompañara a Nemanja Radoja al cargo de la sala de máquinas. Por delante de ambos, como enganche con el frente de ataque se moverá Daniel Wass.

En el tridente ofensivo, Berizzo apostará previsiblemente por recuperar a los tres futbolistas que descansaron en el partido del pasado domingo contra el Villarreal: Iago Aspas, John Guidetti y Pione Sisto. Aspas y Guidetti formarían de nuevo un "doble nueve", con el moañés partiendo desde la banda derecha y el sueco como referencia en punta. Sisto, mientras, relevaría al belga Theo Bongonda en el costado izquierdo.

La convocatoria de Berizzo, que deberá realizar hoy varios descartes, la completan los porteros Iván Villar y Ángel Fraga, del filial y el juvenil, respectivamente y los jugadores del primer equipo Sergi Gómez, Planas, Pape, Lemos, Señé, Bongonda, Beauvue, Jozabed, Rossi y Hjulsager.

El Krasnodar, por su parte, confía en aprovechar el factor campo para revertir el resultado cosechado en Balaídos, que le obliga a intentar ganar el partido. Con un día menos de recuperación después de medirse (y derrotar) el lunes al Lokomotiv en la liga rusa (1-2), aunque con las piernas relativamente frescas tras el parón invernal del torneo, el equipo que dirige Igor Shalimov buscará frente a los celestes un triunfo que le permita plantarse por primera vez en su historia en los cuartos de final de una competición europea. Tendrá que hacerlo -como sucedió en la ida en Balaídos- sin su delantero y gran estrella Fedor Smolov, que no ha superado la lesión que le ha impedido jugar los últimos partidos del equipo. Como contrapartida, el preparador de los Toros, como se conoce al Krasnodar, recupera a su lateral derecho titular Vitali Kalhesin y al medio centro Charles Kaboré, que no pudieron jugar en Vigo por sanción. El atacante Pavel Mamaev podría ser otras de las novedades con respecto al choque de Balaídos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Si estuviste en #oNosoDerbi, búscate en esta espectacular 'gigafoto', realizada con el patrocinio de Decathlon

 
 


Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine