ÚLTIMA HORA
Se estrella un F18 en los alrededores de la base aérea de Torrejón
Baloncesto

España busca ante la talentosa Eslovenia una plaza en la final del Eurobasket

Goran Dragic y el jovencísimo Doncic lideran a la revelación del torneo, en la que también destacan Prepelic y el nacionalizado Randolph

14.09.2017 | 02:32
Pau Gasol abraza a su hermano Marc tras ganar a Alemania en cuartos.

La Eslovenia de Luka Doncic y Goran Dragic, convertida en la selección sorpresa de este Eurobasket, será hoy el penúltimo escollo para España en el Sinan Erdem Arena de Estambul (20.30, Cuatro), donde intentará clasificarse para su cuarta final europea en la última década. En España 2007, En Polonia 2009, en Lituania 2011, en Francia 2015. En todos esos Campeonatos de Europa logró la selección española llegar a la batalla final por el oro y ahora vuelve a estar a las puertas de asegurar una nueva medalla. Tan solo se quedó fuera del capítulo decisivo en 2013, cuando entre sus derrotas se contaron una ante la anfitriona Eslovenia con un equipo liderado por los hermanos Dragic y en el que militaban buenos conocedores del baloncesto español como Jaka Lakovic, Bostjan Nachbar, Mirza Begic o Uros Slokar.

De todos ellos ya solo queda el mejor de los dos hermanos, Goran, pero eso no ha impedido que Eslovenia se haya plantado en semifinales como la única selección invicta junto con España. La explicación tiene un nombre bien conocido en el Madrid, Luka Doncic, que no está decepcionando en su primer gran torneo. No le pesan sus apenas 18 años y el polivalente exterior de Ljubljana, probablemente a las puertas de su último año en Europa antes de saltar a la NBA, está brillando con 15.7 puntos y 7.7 rebotes en casi 30 minutos de juego, muchos más de los que suele jugar a las órdenes de Pablo Laso.

Así, se ha convertido en el complemento perfecto del NBA Dragic, quinto máximo anotador del Eurobasket (21.9) y ambos son los exponentes del alegre baloncesto de ataque que Eslovenia practica con el seleccionador Igor Kokoskov. El también madridista Anthony Randolph y Klemen Prepelic son los otros argumentos de la segunda selección más anotadora del torneo (89.7).

Mucho talento para un país de apenas dos millones de habitantes que compite como selección independiente desde 1993 y que nunca ha logrado colgarse una medalla. Lo rozó en 2009, cuando llegó a su primera y única semifinal hasta ahora, pero se tuvo que conformar con el cuarto puesto. Las recientes victorias ante Grecia, Francia o Letonia confirman que están cerca de quitarse esa espina.

Por su parte, España viene de reafirmar ante Alemania que dispone del mejor arsenal ofensivo de la competición y en cuartos de final fue Marc Gasol el encargado de reventar el partido con 18 puntos. La compenetración absoluta entre los hermanos Gasol, que se combinaron para sumar 47 puntos y 14 rebotes en el último partido, y la defensa intensa en los momentos clave volverán a ser irrenunciables para el equipo español.

Scariolo elogia la defensa rival

Sergio Scariolo, entrenador de la selección española, comentó ayer que lo que más le preocupaba de Eslovenia es "su eficacia defensiva". "He visto todos los partidos y a lo largo del campeonato me ha impresionado Eslovenia, no sólo en el partidos contra Letonia. Llevan una trayectoria fantástica, no han perdido ningún partido y han sabido adaptarse a grandes equipos, han ganado a tanteos bajos, a tanteo alto y son un equipo supercompleto y muy bien estructurado", dijo en la víspera del enfrentamiento ante Eslovenia. "Tienen los roles definidos, con una solidez defensiva que muy pocos tienen. Con dos puntos de producción de juego muy bien identificados en Dragic y Doncic, pero hay otros dos jugadores que me preocupan especialmente; Randolph y Prepelic".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine