27 de abril de 2018
27.04.2018
Giro de Italia

Giro de Italia 2018: todas las etapas y los favoritos a la general

La ronda italiana se celebrará entre el 4 y el 27 de mayo y tendrá su comienzo en Jerusalén

02.05.2018 | 10:13
Tom Doumolin, ganador de la pasada edición.

La 101º edición del Giro de Italia está al caer. El próximo 4 de mayo se dará el pistoletazo de salida a una de las grandes pruebas del panorama ciclístico internacional, la cual tendrá un arranque inédito.

Israel será el punto de partida de un recorrido que viene cargado de montaña además de contar con dos contrarrelojes individuales y una serie de etapas llanas, que permitirán al pelotón recuperar fuerzas y supondrán una oportunidad de victoria para los esprínteres. No faltarán subidas tan destacadas como las del Etnia, el Montevergine o al Gran Sasso, las cuales serán claves para decidir la clasificación general.

Chris Froome, en el punto de mira tras su positivo en dopaje durante la pasada Vuelta a España, Tom Dumoulin, vencedor de la pasada edición, o el italiano Fabio Aru, lucharán por hacerse con el liderato en una edición que también contará con Thibaut Pinot y Esteban Chaves entre los candidatos a alcanzar la ansiada maglia rosa.

Etapa 1: Jerusalén-Jerusalén (Contrarreloj individual, 9.7 km). Viernes 4 de mayo.

Esta breve contrarreloj en la capital israelí supondrá el comienzo de la ronda itálica. Pese a que el recorrido no alcanza los 10 kilómetros, los corredores deberán superar varios repechos antes de cruzar la línea de meta.

Etapa 2: Haifa-Tel Aviv (Llana, 167 km). Sábado 5 de mayo.

Una etapa sin aparentes dificultades que recorrerá la costa mediterránea y servirá para que el pelotón comience a entrar en calor antes de la llegada de la montaña. Los velocistas tendrán aquí su primera oportunidad de lograr la victoria.

Etapa 3: Be'er Sheva-Eilat (Llana, 229 km). Domingo 6 de mayo.


El pelotón se adentrará en el desierto de Negev para despedirse del país oriental. Los últimos kilómetros consistirán en un leve descenso hacia el Mar Rojo antes de alcanzar la meta en la ciudad de Eilat.

Etapa 4: Catania-Caltagirone (Mixta, 198 km). Martes 8 de mayo.

Con la llegada a Italia comenzaremos a disfrutar de la tan esperada montaña. Múltiples subidas a lo largo de un recorrido marcado por la sucesión de curvas y que supondrá el primer final en alto, con una pendiente del 13% en el último kilómetro.

Etapa 5: Agrigento-Santa Ninfa (Mixta, 153 km). Miércoles 9 de mayo.

Comienzo prácticamente llano a lo largo de la costa que conducirá a los corredores hacia tres subidas puntuables. La ascensión a Santa Ninfa, con pendientes de hasta el 12%, pondrá fin a esta quinta etapa.

Etapa 6: Caltanissetta-Etna (Alta montaña, 164 km). Jueves 10 de mayo.

Primera prueba de fuego para los aspirantes a la general, en un perfil con constantes sube-baja antes de la llegada al Observatorio Astrofísico del Etna. Este exigente ascenso de 15 kilómetros hasta el mítico volcán servirá para resolver las posibles dudas sobre el estado de los máximos favoritos.

Etapa 7: Pizzo-Praia a Mare (Llana, 159 km). Viernes 11 de mayo.

Jornada de relativa tranquilidad, y sin tramos puntuables, para cargar pilas antes de afrontar otra de las ascensiones más exigentes. Se prevé una llegada masiva propicia para los velocistas.

Etapa 8: Praia a Mare – Montevergine (Alta montaña, 209 km). Sábado 12 de mayo.

La subida al santuario de Montevergine di Mercogliano es, sin duda alguna, otro de los platos fuertes de este Giro de Italia 2018. 55 kilómetros finales de continúo ascenso que harán sufrir a más de uno y podrían suponer importantes diferencias en la general.

Etapa 9: Pesco Sannita-Gran Sasso (Alta montaña, 225 km). Domingo 13 de mayo.

Otra etapa más que exigente como paso previo a la ansiada jornada de descanso. La primera parte será prácticamente llana, para después afrontar la subida a Roccaraso. Esta vendrá seguida de un descenso que dará paso a los últimos 45 kilómetros de ascensión al Calascio y al Gran Sasso.

Etapa 10: Penne-Gualdo Tadino (Mixta, 239 km). Martes 15 de mayo.

Tras la segunda jornada de descanso llega la etapa de mayor extensión. 239 kilómetros para cruzar los montes Apeninos y afrontar tres subidas puntuables que obligarán a estar delante a quienes luchen por la clasificación de la montaña.

Etapa 11: Assisi-Osimo (Mixta, 156 km). Miércoles 16 de mayo.

Sin salir de los Apeninos, el pelotón afrontará tres subidas de dificultad intermedia. El Passo del Cornello, el Valco di Pietra Rossa y por último, la ascensión a Osimo, con una inclinación del 16%.

Etapa 12: Osimo-Imola (Llana, 214 km). Jueves 17 de mayo.

La montaña da paso a una etapa totalmente llana hasta llegar al mítico circuito de Imola. Los corredores recorrerán algo más de 15 kilómetros en el trazado automovilístico, antes de protagonizar lo que se espera que sea otra llegada al sprint.

Etapa 13: Ferrara-Nervesa della Battaglia (Llana, 180 km). Viernes 18 de mayo.

Nuevo recorrido tranquilo y propicio para las posibles escapadas y los especialistas en velocidad. El pelotón cruzará el valle del Po antes de afrontar una leve subida al Montello en el tramo final.

Etapa 14: San Vito al Tagliamento-Monte Zoncolan (Alta montaña, 186 km). Sábado 19 de mayo.

Vuelve la acción para los corredores que lucharán por la maglia rosa. El Giro llega a los Alpes para acometer el ascenso de cinco cimas puntuables para acabar con la subida al Monte Zoncolan. Un auténtico rompe piernas tras sobrepasar el ecuador de la prueba.

Etapa 15: Tolmezzo-Sappada (Alta montaña, 176 km). Domingo 20 de mayo.

Otra de esas fechas marcadas en rojo, y más teniendo en cuenta la paliza de la etapa anterior. Los montes Dolomitas serán el escenario de un sube-baja con cuatro ascensos considerables, antes de afrontar un nuevo final en alto.

Etapa 16: Trento-Rovereto (Contrarreloj individual, 34.2 km). Martes 22 de mayo.

Una contrarreloj de las que acaban por marcar diferencias en la general. Terreno llano pero complicaciones en forma de rotondas y un segmento de adoquines que podrían dar un susto a más de uno.

Etapa 17: Riva del Garda-Iseo (Llana, 155 km). Miércoles 23 de mayo.

Etapa relativamente tranquila pero que obligará a disputar los puntos de una nueva subida puntuable, a los aspirantes a hacerse con la clasificación de la montaña. Final propicio para la llegada el sprint en el caso de que no se rompa la carrera en el primer tramo de la misma.

Etapa 18: Abbiategrasso-Prato Nevoso (Alta montaña, 196 km). Jueves 24 de mayo.

Un recorrido mayormente llano pero que culmina con el largo ascenso al Prato Nevoso, casi 20 kilómetros con una media de inclinación del 7.8%. Antes, el pelotón deberá pasar por una nueva subida puntuable en Novello.

Etapa 19: Venaria Reale-Bardonecchia (Alta montaña, 184 km). Viernes 25 de mayo.

A falta de tan solo tres jornadas para la conclusión, llega la etapa reina de la edición 2018. Un trazado extremadamente exigente en el que destaca la subida al Colle delle Finestre, en el ecuador de la etapa. La llegada será nuevamente en alto hasta la localidad de Bardonecchia.

Etapa 20: Susa-Cervinia (Alta Montaña, 214 km). Sábado 26 de mayo.

Si la general aún no está decidida a estas alturas de la carrera, será el ascenso al Cervinia quien dicte sentencia. Primera parte llana antes de ascender el Col Tsecore, el Col St.Pantaleón y el ya mencionado Cervinia de forma consecutiva.

Etapa 21: Roma-Roma (Llana, 115 km). Domingo 27 de mayo.

En esta ocasión, la etapa final abandona Milán para realizarse en Roma. Se trata de un circuito de 11.8 kilómetros en la capital, que los ciclistas deberán completar diez veces para cruzar definitivamente la línea de meta y dar por finalizada la 101ª edición del Giro de Italia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine