Más que un 'bolo' de verano

Los actos previos en María Pita, aunque sin ofrenda floral, dieron paso a una tarde de fútbol en Riazor, que presentó una entrada aceptable para ver el estreno del Dépor

11.08.2015 | 09:36

El Teresa Herrera quizá no presuma de la solera que tenía hace unos cuantos años, pero el deportivismo nunca falla a su equipo. La ilusión por ver a las incorporaciones de este verano hizo que Riazor presentase una entrada aceptable. Más de trece mil seguidores poblaron las gradas del renovado coliseo blanquiazul, cuyas mejoras causaron una grata impresión, sobre todo los dos nuevos videomarcadores en los fondos.

Así, la afición alentó a los jugadores desde el primer segundo de fútbol en directo en casa desde la pasada campaña. Defendede as nosas cores con orgullo ¡Imos rapaces!, se leía en una pancarta exhibida en Maratón Inferior. Además, una de las ventajas del torneo veraniego es que su ubicación en el calendario permite a gente de fuera de A Coruña ver a su equipo. Es el caso de dos hermanos de Cáceres, que ayer visitaron Riazor después de haber visto al Deportivo por primera vez hace años, cuando jugó en Almendralejo frente al Extremadura. También estuvieron un centenar de aficionados del Sporting Braga, que llegaron en dos autocares. Otro que vino desde lejos fue Celso Borges, que volvió tras sus vacaciones y vio el duelo en el palco junto a Manuel Pablo, Róber y Corredera.

Sin embargo, el Teresa Herrera comenzó a "jugarse" horas antes y no fue en Riazor, sino en el Palacio Municipal de María Pita. Este año, el Gobierno local canceló la habitual ofrenda floral a la filántropa en la iglesia de San Nicolás "en función del laicismo institucional", según afirmó el concelleiro de Culturas, Deporte e Coñecemento, José Manuel Sande, quien junto a la concelleira de Igualdade e Diversidade, Rocío Fraga, ejerció de anfitrión en la recepción a los equipos que participan en el torneo. A la cita acudió Tino Fernández junto a los representantes de Sporting Braga, Victoria, Rayo Vallecano, y otras personalidades. El presidente blanquiazul aseguró que desde el club se sigue apostando por crear un equipo de mujeres y espera "optar algún día a ese torneo femenino". Posteriormente, se celebró la clásica comida con los medios de comunicación y después la acción se trasladó a Riazor.

Los primeros en pisar el césped fueron el Deportivo y el Victoria de benjamines, con triunfo blanquiazul, y el Orillamar y el Imperátor, con el Mini Teresa Herrera para este último. Los pequeños dejaron paso a las chicas en una final en la que el Rayo Vallecano se impuso con claridad al Victoria (0-7). Fue el aperitivo al plato fuerte de la tarde, el Deportivo-Sporting de Braga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine