Parada obligada de Fabricio

El portero canario sufre una lesión de grado 2 en el ligamento lateral interno de su rodilla derecha, un tipo de esguince que suele necesitar alrededor de un mes, como mínimo, para recuperarse

14.08.2015 | 01:56
Fabricio Agosto abandona dolorido el césped de A Pedreira tras sufrir el golpe en la rodilla derecha.

Salvo improbable recuperación milagrosa, Fabricio Agosto se perderá el estreno liguero frente a la Real Sociedad. Solo faltan ocho días para el debut en Riazor contra el equipo donostiarra, muy poco tiempo para que el portero pueda superar el esguince de rodilla que sufrió el miércoles en el campo de A Pedreira, durante el amistoso contra el Galicia de Mugardos. Pidió el cambio tras recibir un fuerte golpe que, en principio, parecía un problema menor. El propio futbolista restaba trascendencia al lance. "Por suerte, creo que no es importante", indicó tras el partido. Sin embargo, ayer fue sometido a una resonancia magnética, tras la cual los servicios médicos del Deportivo le diagnosticaron una "lesión de grado 2 del ligamento lateral interno de su rodilla derecha".

Este tipo de esguinces suelen necesitar alrededor de un mes, como mínimo, para recuperarse, aunque el parte oficial hecho público por el club no detalla ningún periodo aproximado para su retorno a la práctica deportiva. Se limita a informar de que "el meta blanquiazul estará unos días con tratamiento médico y de fisioterapia", para añadir que "una vez que la cicatriz tenga resistencia suficiente, comenzará su tratamiento con el readaptador, Pablo López". Al ser de grado 2, significa que tiene rotas entre uno y dos tercios de las fibras del ligamento. Es más que una distensión, pero la rotura no llega a ser total.

El periodo necesario para volver a la competición depende de cada caso. Hay jugadores capaces de regresar a los terrenos de juego en solo tres semanas y otros que precisan bastante más tiempo. Hace un año, el 19 de julio de 2014, a Lucas Pérez le diagnosticaron un esguince en el ligamento lateral interno de la rodilla izquierda y no debutó en Liga hasta tres meses después, el 19 de octubre contra el Valencia, tras perderse las primeras siete jornadas.

El infortunio de Fabri hace que Germán Lux -quien en Mugardos recibió un golpe sin importancia en el empeine- tenga todas las papeletas para defender el arco del Deportivo en la jornada inaugural. Si se confirma la baja del teórico portero titular, el argentino formaría desde el inicio y en el banquillo de Riazor se sentaría el fabrilista David Gómez, que ya fue convocado otras veces para encuentros oficiales con el primer equipo. Lo más probable es que el canario no solo se pierda la cita ante la Real Sociedad sino también la visita a Mestalla de la siguiente jornada, como mínimo. Después llegará el primer parón liguero y el equipo coruñés reanudará el campeonato el lunes 14, en Vallecas, justo dentro de un mes. Si no surge ninguna complicación durante el plan de readaptación del futbolista, en el mejor de los casos podría estar listo para ese encuentro ante el Rayo.

El entrenador del Deportivo, Víctor Sánchez del Amo, reconoce que lo más probable es que Fabri se pierda las primeras jornadas. "La previsión inicial hace pensar que sí. Nadie puede vivir libre de este tipo de situaciones en el mundo del fútbol", afirmó el madrileño, que confía plenamente en los "fantásticos" servicios médicos del club. "El fútbol es un deporte de contacto y el riesgo a esos contratiempos siempre se corre. Te puede pasar en los partidos y hasta en los entrenamientos. Ahora, lo único que nos queda es esperar que se pueda recuperar lo antes posible. No queda otra", añadió Víctor. Lamenta tener que quedarse sin Fabricio, pero al mismo tiempo celebra que el trabajo veraniego no se cobrara más víctimas. "Hemos tenido una pretemporada fantástica en ese sentido porque no hemos tenido ninguna lesión muscular salvo la recaída de Manuel Pablo, que tiene que ver mucho con una lesión del año pasado, no con la pretemporada. Hemos tenido una pretemporada impecable, pero los golpes son fortuitos. El miércoles nos pasó con los dos porteros y la peor parte se la llevó Fabricio", recordó el técnico.

La pasada campaña Poroto Lux comenzó la Liga siendo el portero titular hasta que en la octava jornada, frente al Valencia, Víctor Fernández sentó al argentino y apostó por Fabricio. El exfabrilista brilló desde el primer momento para acabar convirtiéndose en uno de los grandes artífices de la salvación. Su gran temporada despertó el interés de algunos equipos, aunque al club coruñés no llegó ninguna oferta concreta por él. Su lesión de rodilla enfría todavía más las remotas posibilidades que había de que fuera traspasado antes del próximo 31 de agosto. De momento, seguirá en el Deportivo, con el que tiene firmado hasta junio de 2016. El club le ha ofrecido una ampliación contractual que, hasta ahora, no ha acabado de convencer al guardameta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine