Fútbol Deportivo

Lendoiro se niega a declarar y solicita la nulidad de la causa abierta contra él

El expresidente, denunciado por presuntos delitos societarios, se acoge a su derecho de no testificar, está dispuesto a "colaborar" y confía en que la juez "archive" el caso

27.10.2015 | 11:38
Lendoiro se niega a declarar y solicita la nulidad de la causa abierta contra él

Augusto César Lendoiro, expresidente del Deportivo, se acogió a su derecho a no declarar ayer en el juzgado de Instrucción número 3 donde estaba citado como imputado en la causa abierta por presuntos delitos societarios. Dos accionistas del club presentaron una denuncia contra el exdirigente, y contra los integrantes del consejo de administración que presidía, por supuestas irregularidades en las cuentas en los últimos años que estuvo al frente de la entidad.

Lendoiro se negó a testificar a la espera de que la Audiencia Provincial se pronuncie sobre el incidente de nulidad que presentó al no habérsele permitido participar en este proceso de instrucción desde el principio.

"He comparecido hoy -por ayer- y estoy a disposición y de colaborar con la Justicia, pero mis abogados me han dicho que no es el momento procesal porque está pendiente un incidente sobre todas las situaciones y no es oportuno hacer ninguna declaración", explicó el exmandatario deportivista. "Va a haber muchísimos momentos -de hablar- y yo me comprometo a venir aquí -los tribunales- cuantas veces sean necesarias", añadió.

El exdirigente blanquiazul había solicitado a la juez Elena Rodríguez Molpeceres, titular del Juzgado de Instrucción número 3 -que instruye el caso- "personarse en la causa" desde el principio, pero la magistrada rechazó esta petición. César Lendoiro recurrió a la Audiencia Provincial y esta, en fecha 29 de julio de 2015, decidió "estimar" dicha solicitud.

Este auto se hizo público dos semanas antes de que la juez Rodríguez Molpeceres decidiese llamar a declarar "en calidad de imputado" a Lendoiro " a la vista de la pericial emitida y demás documentación obrante en autos", justificaba la magistrada en su resolución.

Ahora, el expresidente prefiere esperar a que se resuelva "un incidente", en sus palabras, en el que solicita "la nulidad de todas las actuaciones que se han producido hasta este momento", al habérsele denegado la posibilidad de personarse desde el instante en el que se inició la instrucción de esta causa.

"Estoy en plan de colaborar totalmente en cualquier momento una vez que este incidente esté resuelto por ese no tiene sentido hacer declaraciones en este momento, pero las haré", insistió César Lendoiro, que parece resuelto a hablar sobre el asunto, incluso "rápidamente".

Cree el antiguo presidente que este proceso le está "haciendo daño al club", además de a él a título personal. Por eso, además de solicitar la nulidad de las instrucciones, considera que lo mejor es que la causa se archive. "Espero que se archive el caso porque no hay ninguna circunstancia para que lo planteen, aunque a lo mejor hay personas que tienen una animadversión hacia a mí y tratan de poner en solfa esta situación", explicó.

Y mencionó directamente a "los administradores concursales" -Francisco Prada y Julio Fernández Maestre- por "todo el daño que le han causado al Deportivo", además de "algunas personas más" . Y como ejemplo puso "el intento del golpe de estado del día 31 de julio -de 2014-", en referencia al intento de imposición de un convenio para abonar las deudas y salvar al club de la desaparición, que pretendía apartar al propio Lendoiro de la presidencia.

En este proceso, además de Lendoiro, comparecieron los dos administradores concursales, el economista Iker Aldea -como perito judicial-, además del exadministrador de algunas filiales del Deportivo, Pablo Pereiro.

El abogado de la acusación, Rafael Arangüena, confirmó que está pendiente de que "continúe la investigación con más declaraciones testificales y la posibilidad de que se amplíe el elenco de imputados". "Esto no va solo contra Lendoiro, sino contra los consejeros que pudieran incurrir en ilícito penal", recordó.

En su opinión, la táctica de la defensa es "colocar palos en las ruedas" y recurrir a defectos "formales" para evitar "entrar en el fondo del asunto. Está esperando si la Audiencia anula la causa. Si la defensa se persona en el proceso, se pueden repetir las declaraciones que hubo. Está esperando a ver si se salva por la campana la Audiencia", dijo Arangüena. "El derecho de Lendoiro a defenderse está perfectamente salvaguardado", añadió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine