Fútbol Deportivo

Del Calderón a Riazor

Desde que el Deportivo ganó la Liga en 2000, quince jugadores con pasado Atlético han recalado en A Coruña, con Cani como último protagonista

29.10.2015 | 09:17
Cani presiona a David, en el entrenamiento del martes en Abegondo.
Del Calderón a Riazor

Desde que el Deportivo ganó la Liga en mayo del 2000, el Atlético de Madrid ha sido uno de los mercados preferidos por los blanquiazules para encontrar refuerzos, con 15 futbolistas en dieciséis años. La mayoría de ellos directamente desde el Vicente Calderón, aunque en otros casos tuvieron experiencias intermedias entre madrileños y coruñeses. La lista se inició con Molina, Capdevila y Valerón, que marcarían una época en A Coruña, y el último en sumarse a este historial es Cani, que jugó como cedido durante seis meses la pasada temporada a pesar de pertenecer al Villarreal.

El título liguero que el club coruñés ganó en el año 2000 supuso el inicio de una etapa, con el equipo presumiendo de ser uno de los nueve únicos campeones del torneo y con el estreno en la Liga de Campeones. Para aguantar ese ritmo necesitaba refuerzos, pero las posibilidades económicas seguían siendo muy reducidas. Así, se fijó en un grande en horas bajas: el Atlético. El cuadro madrileño descendió pocos días antes del título del Deportivo, y se vio en la plantilla rojiblanca un lugar idóneo para buscar refuerzos. Molina, Capdevila y Valerón llegaron a A Coruña y se hicieron importantes en el equipo en las temporadas siguientes, con los dos últimos convertidos en auténticos ídolos de la afición y protagonistas en las grandes noches europeas del Deportivo y en el Centenariazo.

En Riazor también rindieron a gran nivel otros como el argentino Fabricio Coloccini, quien llegó a A Coruña tras pasar por Villarreal y Milan, paradas posteriores al Atlético. Otro central que también brilló fue Zé Castro, que vistió cinco campañas de blanquiazul con bastante protagonismo. Las tornas cambiaron en los últimos años y los fichajes dieron paso a las cesiones, con Borja Bastón o los portugueses Pizzi y Silvio como los que tuvieron actuaciones más relevantes, aunque ninguno estuvo en Riazor más de un curso.

Toché, Rubén Pérez y Arizmendi alternaron algunos buenos partidos con otros más discretos, aunque el último de ellos llegó a gozar de dos etapas como blanquiazul. Los peor parados de esta lista fueron Jesús Muñoz, Mista y Assunção, cuyas experiencias como deportivistas resultaron bastante negativas.

Antes de Cani, el último en llegar a A Coruña con pasado rojiblanco fue Lucas Pérez. El coruñés también formó parte del Atlético, aunque solo en categorías inferiores. Mientras, en el caso del maño fue una cesión de media temporada el curso pasado con muy poco protagonismo.

"No fueron seis meses como esperaba en lo deportivo, pero como experiencia me la voy a llevar toda la vida. Viví lo que es un club grande donde vas a los sitios con el autobús y siempre hay mucha gente, aunque deportivamente no sirvió de mucho", reconoció ayer. En total, participó en seis duelos y nunca llegó a entrar en los planes de Simeone. "Intenté hacerlo y entenderlo lo mejor posible, y ni lo hice bien ni mal, simplemente no tuve muchas oportunidades", aseguró sobre su paso por el Altético y su relación con el técnico argentino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine