El derbi de la concordia

Los entrenadores del Dépor y el Celta, Víctor Sánchez y Eduardo Berizzo, se reúnen en Santiago con aficionados de ambos equipos y auguran un derbi gallego en Riazor "intenso, emotivo, alegre y en paz"

19.11.2015 | 12:02

Deportivistas y celtistas solicitan que el del sábado sea el derbi de la concordia. Así se manifestaron Víctor Sánchez y Álex Bergantiños, entrenador y capitán del Deportivo, así como Eduardo Berizzo y Sergio Álvarez, técnico y guardameta del Celta, en un acto institucional auspiciado por la Xunta celebrado en Sala Eisenman, en la Cidade da Cultura de Santiago. Instituciones y clubes piden que la concordia presida el ambiente del derbi, mensaje que es también el argumento central en el spot promocional del acto central del calendario deportivo gallego.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ejerció de anfitrión en este acto ante blanquiazules y celestes. "Galicia es una mezcla de bufandas y de banderas de colores, pero si nos fijamos todas bufandas y todas las banderas del Dépor y del Celta tienen los colores de Galicia: el celeste, el blanco y el azul. Esos son los colores de nuestra tierra, así que vamos a disfrutar de esta fiesta", propuso el presidente.

En las instalaciones se había procedido a presentar el anuncio televisivo del derbi. Imposible sen ti, se titula ese spot. En él, una familia con aficionados deportivistas y célticos se reúne para ver el clásico del fútbol gallego en la casa del abuelo. "Dicen que nos llevamos como perros y gatos... Pues no! Nos llevamos mucho peor. Pero te digo una cosa: que no nos falten nunca, porque de todos los partidos del mundo, este es nuestro partido", explica, con voz en off, el abuelo.

Núñez Feijóo mencionó que antes del duelo de Riazor se jugará el clásico entre el Madrid y el Barcelona en el Santiago Bernabéu, un duelo que, en tono irónico, dijo que servirá de "telonero" para el "verdadero derbi, el derbi de Galicia, nuestro derbi. Quiero agradecer a las plantillas de los dos equipos, a sus presidentes, su interés por unir a Galicia desde el fútbol de elite", comentó.

Sostiene Feijóo que la tensión de los derbis se ha ido diluyendo en los últimos años. "Atrás quedan aquellos partidos en los que no se podía ir a Balaídos en un coche con una matrícula con la C de Coruña o a Riazor con una matrícula que tuviera las letras PO de Pontevedra. Eso ya forma parte de la historia", sentenció.

Coincide que tanto Víctor como Berizzo, aunque argentino y madrileño, han llegado a los banquillos de Celta y Deportivo tras haber vestido esas camisetas como jugadores. Nada se les oculta del derbi. El madrileño, que afronta su primer partido contra el Celta como entrenador blanquiazul, aseguró estar "expectante. Igual que cuando eres futbolista estás deseando que llegue el partido, en un derbi no necesitas ningún tipo de motivación extra para disputarlo".

Por su parte, Berizzo comentó que "es una semana diferente, mucho más emocional porque uno no se puede extraer del clima que viven los aficionados. Te empapas de ello. Jugar un derbi es un partido especial, es más parecido a una final que a un partido regular", explicó Berizzo.

De hecho, el entrenador celeste hizo hincapié en este aspecto a sus futbolistas durante el entrenamiento de ayer. Nos ponemos serios de entrada. Estamos serios. Sí, os veo serios. Me gusta, me gusta cuando se ponen serios porque así los jugadores juegan siempre mejor". "Así debemos jugar el partido que viene -continuó Berizzo-. Es un partido muy emocional, que muchos de ustedes han jugado ya. Un partido donde las emociones están exageradas, todo el mundo te lo contagia, todo el mundo te lo pide. Lo importante es sentirlo por dentro, y después la serenidad de tener los pies liberados".

El fútbol es de los aficionados

Los dos entrenadores se refirieron también al mensaje de paz que se intenta transmitir con el spot a cuya presentación asistieron. El anuncio, a juicio de Víctor, muestra la "esencia" del fútbol porque "la máxima rivalidad surge en estos partidos regionales", y añadió: "El fútbol pertenece a los aficionados y tenemos que trabajar para que siga siendo así".

En representación de las dos plantillas acudieron Álex Bergantiños y Sergio Álvarez, que no sorprenden en sus previsiones sobre lo que sucederá en Riazor. Ambos consideran que la igualdad será la nota dominante. Bergantiños, que no forma parte de las alineaciones de Víctor , quiere que este partidos ea una fiesta para los seguidores. "Ojalá podamos ver en las gradas a las dos aficiones mezcladas, apoyando a sus equipos pero con esa imagen de unión que tiene que darse por ser nuestro derbi, el derbi de Galicia", apuntó el centrocampista coruñés, quien esta temporada ve a su equipo a un nivel "similar" al del Celta.

"El año pasado igual había más diferencia porque en este nosotros estamos mejor, tenemos una plantilla más completa. Los dos somos muy buenos equipos y así se está viendo reflejado en la clasificación porque ambos estamos bastante arriba", subrayó Bergantiños, quien no escondió que le gustaría tener su "oportunidad" frente al Celta.

"A pesar de que nosotros estamos muy bien, cada partido es diferente y más un derbi. En estos partidos da igual la situación en la que estés en la clasificación porque al final siempre son muy igualados. No creo que ninguno parta como favorito", advierte Sergio, el portero del Celta que anticipa que su equipo tendrá que pelear "muchísimo" desde "el minuto uno al noventa" para sacar algo positivo de Riazor.

El meta celeste también mostró su deseo de que este derbi sea "lo más normal posible" y las aficiones de ambos equipos "disfruten" del clásico del fútbol gallego sin pensar "en otras cosas. La rivalidad tiene que existir pero siempre con respeto", manifestó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine