Una banda por cerrar

Un futbolista que se desenvuelva por la derecha es la principal pretensión de Víctor en el caso de que llegue algún fichaje. La baja de Mendujanin deja otra plaza

30.01.2016 | 11:50
Una banda por cerrar
Víctor Sánchez y Pedro Mosquera parecen tener una charla distendida ayer en Abegondo.

Finalizada la operación salida, el Deportivo se centra ahora en la posibilidad de darle a Víctor Sánchez el hombre de banda que el entrenador ha solicitado. Una vez descartada la posibilidad de lograr la cesión de Lucas Vázquez -el Madrid descartó su cesión- los técnicos siguen apurando el mercado para constatar la posibilidad de incorporar a algún futbolista que mejore esta plantilla. "El club solo fichará para crecer" aseguran los dirigentes.

Disponía el Deportivo de un pequeño remanente para fichar en este mercado de invierno que finalizará el próximo lunes en la medianoche. Pero tras el acuerdo que alcanzó con Medunjanin para rescindir su contrato esa cantidad se ha incrementado. Cierto que el club tiene que indemnizar al bosnio, que todavía tenía contrato hasta junio de 2017, y ese dinero también afecta al límite salarial, pero el pacto le permite al club ahorrarse una cantidad importante, pues el centrocampista balcánico disponía de una de las fichas más altas de la plantilla.

Hay que tener en cuenta que el Deportivo también necesita más dinero para cumplir con Pedro Mosquera una vez que el centrocampista coruñés decidió rechazar una importante oferta del Valencia, que estaba dispuesto a facilitarle el dinero para que abonase la cláusula de rescisión y abandonase el equipo de Riazor. El de A Gaiteira verá mejorado su contrato tanto en lo económico como en la duración. Inicialmente pasará a ser uno de los jugadores más valorados, premio que se ha ganado en el campo desde su llegada el verano pasado.

Mosquera y Tino Fernández, presidente del club, habían iniciado en noviembre pasado los contactos para mejorar el contrato rubricado en julio y que concluye en junio de 2019, cuando el jugador tenga 31 años. El acuerdo del pasado verano incluía una cláusula de rescisión más bien escasa -cuatro millones-, que iba en función del sueldo que cobra. Por eso, tan solo cuatro meses después de su fichaje, el consejo de administración inició los contactos para ampliar la relación. La intentona del Valencia hizo posible el acuerdo, que ahora está pendiente de firma.

Más allá del aumento que percibirá Pedro Mosquera, el club aun dispondrá de dinero para firmar a otro futbolista, de esos que "mejoren la plantilla actual", en el caso de que lo encuentre. La secretaría técnica "está trabajando en ello, así como en seguir la evolución de otros futbolistas", añaden fuentes próximas a la plaza de Pontevedra. Víctor quiere un hombre de banda derecha, es un principal anhelo pues considera que el resto de la plantilla esta lo suficientemente equilibrada. Y el club se lo dará si esa incorporación mejora lo que hay, Lucas Vázquez lo hacía, y si puede ser en propiedad mucho mejor.

El método utilizado durante el verano es el que están siguiendo los técnicos también en este mercado de invierno, pero sin la presión de tener que conformar un equipo casi entero, como sucedió hace unos meses. Ahora la plantilla está hecha y el equipo en una situación muy buena en la clasificación y con 29 puntos muy cerca de alcanzar el objetivo de la permanencia. Trece puntos más tienen que ser suficientes para garantizar la continuidad en la máxima categoría. Cuestión de cinco partidos. Si después hay posibilidades de aspirar a algo más, nadie en la plantilla los desdeñará, pero otra cosa es arriesgar por un fichaje antes del lunes cuando el equipo "no está necesitado", apuntan desde el club.

No están rechazando de plano la incorporación de un nuevo jugador, simplemente que no quieren forzar. El primer equipo dispone ahora de dos licencias libres tras las cesión de Saúl (Tenerife) y la baja de Medunjanin -Cardoso (União de Madeira- pertenecía a la primera plantilla pero con ficha del Fabril-, y tiene la posibilidad económica de cubrirlas, pero también puede mantener a los 23 futbolistas actuales, lo que significaría que Víctor pudiese trabajar con una plantilla "reducida", que es algo que siempre expuso que le agradaba. Todo dependerá de la exigencia del entrenador, que conoce perfectamente la situación de la entidad, así como la disponibilidad en estos momentos para que los dirigentes hagan un "esfuerzo" ahora o esperen a la llegada del próximo mercado para la temporada venidera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine