Luces y sombras del trivote planeado por Víctor Sánchez

El entrenador trabaja las incorporaciones desde las bandas mientras medita dar continuidad a un planteamiento con el que el equipo no ha brillado en esta temporada

27.02.2016 | 11:45
Víctor Sánchez golpea el balón durante el entrenamiento de ayer por la mañana en Abegondo.

Mientras Víctor Sánchez del Amo medita dar continuidad mañana ante el Granada al trío de centrocampistas que empleó contra el Espanyol en el partido de la jornada pasada (Borges, Álex Bergantiños y Mosquera) afloran las dudas sobre un planteamiento que se le ha atragantado a los deportivistas esta temporada. No funcionó en Barcelona hace una semana ni tampoco en aquella versión copera en la que Mosquera, Domínguez y Jonás naufragaron con estrépito ante el Mirandés. El regreso de Lucas Pérez tras su ausencia contra los pericos matiza las incógnitas de un sistema que sin embargo despierta sospechas por los ajustes que requiere y lo exótico que representa en los planes del entrenador deportivista.

Ante el Espanyol fueron las bajas las que quizá le empujaron a formar con un trivote, pero el técnico ha ensayado durante esta semana una variante que en los dos precedentes citados parecía algo más improvisada. "Desde mi punto de vista, utilizar el trivote requiere de mucha preparación", sostiene Luis Rodríguez Vaz, ex preparador blanquiazul y antiguo responsable de la escuela de entrenadores gallega. "Esa fórmula táctica, para que quede bien, tiene que estar ensayada", añade.

Una visión parecida expone el entrenador del Silva, Javier Bardanca: "El peligro que tiene el trivote es que las basculaciones hacia las bandas no las tengas muy ajustadas". Precisamente ese fue el problema que detectó contra el Espanyol la jornada pasada. La colaboración de Fayçal y Luis Alberto en tareas defensivas no fue la suficiente y el equipo terminó sufriendo ante las llegadas por los costados de los rivales. "El problema es que Fayçal ayudaba y Luis Alberto no. Eso hacía que Borges cayera mucho a banda y había un hueco importante entre él y Mosquera", resume Bardanca.

Víctor trabajó ayer esta clase de situaciones, pero sin centrarse en un esquema en concreto. El técnico preparó las incorporaciones desde las bandas y los centros al área para pulir unas jugadas que se le llevan atragantando a los blanquiazules desde el comienzo del campeonato, a juicio de Rodríguez Vaz.

Ese problema se incrementaría con tres centrocampistas. "Ninguno de los tres cae a banda", sostiene Vaz. "El gran problema de este equipo siguen siendo las bandas y con este sistema permites que los contrarios te hagan más daño por ahí", argumenta.

El que fuera técnico blanquiazul no es partidario de este dibujo por la reserva que conllevaría en un equipo que se enfrenta en su casa al colista después de encadenar nueve partidos consecutivos sin ganar. "Si juegas con tres hombres en el centro y cuatro por detrás, tienes que arriesgar más por delante", reflexiona.

Javier Bardanca, en cambio, considera que este planteamiento podría ganar eficacia con el regreso al equipo titular de Lucas Pérez y las incorporaciones de jugadores procedentes desde el centro del campo. "Depende mucho de las llegadas de segunda línea o de las jugadas que haya por banda", analiza el entrenador del Silva. "La labor de Borges y las segundas jugadas de Álex van a ser muy importantes porque teóricamente vas a llegar con más gente", agrega acerca del papel de Lucas en un dibujo con tres centrocampistas en el partido de mañana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine