Fútbol Deportivo

Los Riazor Blues se constituyen como grupo de aficionados ante el club

La agrupación figura desde ayer en el libro de registro del Deportivo y como tal podrá acceder el sábado a Balaídos identificada como colectivo de seguidores

31.03.2016 | 11:00
La grada de Maratón, al fondo, anima al Deportivo en Riazor.

Riazor Blues es desde ayer por la mañana un grupo legal, reconocido como tal en el libro de registro de aficionados -cada club lleva el suyo, cuyos datos son comunicados a organismos como la Comisión Antiviolencia-. En consecuencia, podrá acceder a Balaídos identificado como colectivo y enarbolando sus enseñas, siempre que no resulten ofensivas.

El Celta solo deja acceder a Balaídos distintivos, como bufandas, que pertenecen a grupos inscritos de forma legal. En consecuencia, cualquier prenda de los Riazor Blues hubiera sido requisada en los accesos al estadio si este colectivo deportivista hubieran seguido existiendo de forma informal.

Ayer por la mañana miembros de los Blues realizaron los trámites ante notario, registraron sus estatutos, establecieron el nombre de sus directivos y entregaron la documentación necesaria al Deportivo. A partir de ahora tienen derecho a acceder a los recintos deportivos y serán responsables de cualquier comportamiento inadecuado de sus componentes. Este vínculo es fruto de los esfuerzos del club para que Riazor Blues sea un grupo reconocido. Las autoridades confían en que no haya problemas en el derbi, donde debutarán con su nueva identidad legal. La identificación de 120 de sus miembros y la multa a más de 80 de ellos a raíz del tumulto de Madrid Río -en el que falleció Jimmy-, con prohibición del acceso a recintos deportivos, ha otorgado mayor control al sector moderado de los Riazor Blues. El último de los altercados en el que esta agrupación se vio involucrada, además de otros muchos aficionados, fue en la previa del Deportivo-Levante. Cuando los seguidores blanquiazules animaban al equipo a la salida del hotel de concentración, la Policía cargó contra estos sin un motivo aparente.

No obstante, Antiviolencia ha propuesto varias sanciones, desde los 1.500 hasta los 5.000 euros, para algunos integrantes de los Riazor Blues que se enfrentaron a los agentes policiales tras el altercado.

"Uno de estos aficionados incluso intentó arrastrar a uno de los agentes de la Policía Nacional hacia el interior de este grupo radical y violento, teniendo que ser auxiliado por otros agentes", informó el Ministerio, que responsabilizó a este grupo de personas de lanzamiento de objetos, bengalas, papeleras y botellas contra los agentes, además de ocasionar desperfectos en el autobús del Dépor, en vehículos policiales y en el mobiliario urbano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine