Garitano, con sus elegidos

Primera sesión sin Saúl ni Riera, liberados por el club, aunque el delantero acudió voluntariamente a Abegondo y trabajó en solitario - Su regreso a Osasuna, muy complicado

12.08.2016 | 10:38
Garitano, con sus elegidos
Oriol Riera corre al margen con zapatillas ayer por la tarde en Abegondo.

Gaizka Garitano dirigió ayer el primer entrenamiento sin Saúl ni Oriol Riera, a quienes el club dio permiso para ausentarse a la espera de cerrar sus respectivas cesiones. El cántabro ya no acudió ayer por la tarde a Abegondo, mientras que el catalán apareció por sorpresa, mediado el ensayo, para hacer carrera suave al margen del grupo. Ni siquiera se calzó las botas, ya que accedió a los campos en zapatillas para trotar durante aproximadamente media hora antes de retirarse en solitario. La operación para su regreso a Osasuna estaba muy avanzada pero a última hora surgieron diferencias que hicieron que la negociación se rompiera. Saúl, por su parte, cuenta con ofertas de varios clubes de Segunda y uno de los más interesados es el Girona. El lateral no está citado para el entrenamiento de esta mañana en la ciudad deportiva (10.30 horas). Tampoco Riera, aunque podría optar por acudir voluntariamente a Abegondo, como hizo ayer.

El técnico tuvo a sus órdenes a 21 futbolistas. Además de Saúl y Oriol Riera, tampoco dirigió a Fayçal ni Sidnei, quienes no salieron al césped por sendas contusiones, el marroquí y en un gemelo y el brasileño en el vasto externo. Por tanto, Gaizka contó con 18 profesionales en el entrenamiento, a los que se sumaron los canteranos Pol Calvet, Pinchi y Nacho Monsalve.

La salida de Oriol Riera, si es que se produce, dejaría al entrenador con cuatro futbolistas para la delantera: Florin Andone, Lucas Pérez, Marlos Moreno y Borja Valle. Cuatro atacantes de un perfil diferente al del catalán con los que el Dépor apuesta más por la variedad y la movilidad, pero también por la contundencia en el remate, sobre todo la de Andone y Lucas.

El rumano, que el martes debutó en Riazor con un golazo ante el Villarreal, es el único nueve puro que quedaría en la plantilla sin Riera. El curso pasado anotó 21 tantos con el Córdoba en Segunda y ahora su objetivo es lograr una buena marca en la máxima categoría. Tras ser elegido mejor jugador del Teresa Herrera, aseguró que todavía está "al 70%" de forma. De momento, ya ilusiona mucho a la afición del Deportivo, que pudo comprobar no solo su destreza en el remate sino también otras virtudes como la potencia en carrera o la capacidad para encarar desde lejos.

También puede actuar como única referencia Lucas Pérez, y así fue como anotó 17 goles la pasada temporada, aunque su movilidad y su velocidad son cualidades que le permiten formar perfectamente como segundo punta o dejarse caer a banda para aparecer de fuera hacia dentro. Siempre y cuando no haya ninguna sorpresa de última hora sobre el futuro del coruñés, Andone y Lucas están llamados a cargar con gran parte del peso goleador. Por sus características, pueden complementarse a la perfección, así que tienen muchas papeletas para formar el dúo ofensivo de gala.

Esa posibilidad de jugar de inicio con dos arietes podría restar protagonismo a otros futbolistas con cualidades de mediapunta, como Fayçal Fajr, aunque al marroquí es algo que no le preocupa. "No pienso en esas cosas", asegura el exfutbolista del Elche, que celebra la polivalencia de los refuerzos ofensivos. "Son jugadores que pueden actuar en cualquier posición. Todos los de arriba pueden jugar por dentro o por fuera. Nos van a ayudar mucho", indicó.

Más unión que el año pasado

Fayçal augura un Dépor más competitivo y más unido que el de la pasada temporada. "No llevamos mucho tiempo pero yo lo noto. No quiero hablar antes de tiempo pero seguro que vamos a estar mejor que el año pasado. Este año tenemos que tener un equipo. Tenemos que estar todos juntos, los que juegan y los que no. No hay ningún jugador que pueda estar por encima de otro", recomendó el internacional marroquí.

Polivalencia

Por su versatilidad también destacan Marlos Moreno y Borja Valle. El internacional colombiano, que apura sus vacaciones antes de regresar a A Coruña el próximo jueves, es una solución para cualquier posición del frente del ataque. Ha destacado de extremo, por su gran capacidad para desequilibrar en el uno contra uno, pero donde más le gusta jugar es en punta. Así lo indicó el propio futbolista la semana en declaraciones al Manchester City, el club que lo cede al Deportivo y con el que firmó un contrato de cinco campañas.

Especialmente singular es el caso de Borja Valle. El berciano, sin experiencia en Primera División, llegó procedente del Oviedo sin la garantía de que iba a tener cabida en la plantilla blanquiazul. Sin embargo, su gran pretemporada, tanto en los amistosos como en los entrenamientos, ha hecho a Gaizka decantarse por su continuidad. El ponferradino puede jugar en banda y también de delantero. Tiene gol -este verano marcó ante Peñarol y Oviedo- y además ofrece soluciones con el balón, unas veces para aguantarlo y combinar con sus compañeros y otras para encarar e intentar marcharse en carrera.

No solo en la delantera el Dépor cuenta con un cuarteto versátil. También los mediapuntas, tanto de banda como enganches, están capacitados para formar en varios puestos. Lo demostraron, sin ir más lejos, el martes en el Teresa Herrera. Los tres futbolistas ofensivos que actuaron de inicio por detrás de Andone -Çolak, Fayçal y Bruno Gama- intercambiaron con frecuencia sus posiciones. Todos dinámicos, al igual que Carles Gil, que entró en la recta final para firmar el definitivo 2-0 ante el Villarreal. Es un mediapunta con capacidad para dejarse caer a los costados, aunque no para ganar la línea de fondo y centrar sino más bien para trazar diagonales con las que romper la defensa rival.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine