La pizarra

Del cerebro y del músculo

20.03.2017 | 01:05
Del cerebro y del músculo

El partido comenzó con mucho respeto por parte de los dos equipos, que se cuidaban más de no cometer errores, que provocarlos en el rival.

Por diferentes razones, a ambos equipos les convenía que las acciones estuvieran bajo el control táctico convenido por cada entrenador, quizá pensando más en los minutos que quedarían por delante, que en gastarse en exceso de manera infructuosa. Como jugando a resolver al final.

Así el encuentro fue discurriendo por su primera mitad, sin apenas alteraciones que pudieran transmitir sensaciones de gol. El Deportivo, sabedor de que el Celta tiene una transición rápida en ataque, salió con la misión clara de interrumpirlas presentando para ello un centro del campo con Mosquera, Bergantiños y Borges. Algo similar al planteamiento ante el Barcelona, con el matiz más defensivo de Borges en la posición de Carles Gil.

Al Deportivo le resultaba el planteamiento, con más cabeza que musculo iba contrarrestando a los celestes, no permitiéndoles espacios en su zona de finalización, ni juego interior entre líneas.

Esto ocasionaba un debe en el aspecto ofensivo, algo que parecía contemplado así en el trabajo realizado por la semana a la hora de preparar el partido. Guardando en la recamara las opciones que pudieran necesitarse más tarde, esperando que el discurrir de los minutos causaran un desgaste físico en el Celta que ya no le permitiera correr ni en contraataques, el Deportivo parecía crecer en el dominio del encuentro, pudiendo haberse autoafirmado nada más comenzar la segunda parte si la ocasión tan clara de la que dispuso Borges terminara donde parecía destinada, en gol. Pero parece que de alguna forma había que pagar el peaje del planteamiento conservador.

Este sería en todo caso el mal menor, puesto que con el paso de los minutos el Celta movió sus fichas buscando poder posicionar a un Aspas que hasta el momento había estado bien controlado en la banda, en posiciones más centradas. Prácticamente en su única aparición en el área del Deportivo, sobrevino el mal mayor en forma de gol del Celta.

A partir de ahí, tanto los cambios de Mel, como las acciones del Deportivo, parecían más dominadas por el músculo que por la cabeza. Sus razones tendría el técnico del equipo coruñés para dar entrada a un Emre que se hacía necesario, por un futbolista que no lo parecía menos, sobre todo con el resultado en contra; dejando en el campo a los tres futbolistas del centro del campo nacidos de un diseño más para contrarrestar que para combatir.

Al final, un resultado poco justo, salvo si damos valor al movimiento del banquillo celeste, con una respuesta más muscular en el del Deportivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
[an error occurred while processing this directive] [an error occurred while processing this directive]

Buscador de deportes

Fútbol

  • LaLiga Santander
  • LaLiga 1|2|3
  • 2ª división B
  • 3ª división
Enlaces recomendados: Premios Cine