Abanca le concede al Deportivo un crédito que le da aire para el futuro

El préstamo es de 45 millones a pagar en 15 años y supone un alivio económico y deportivo - El estadio pasará a llamarse Abanca Riazor - El club liquidó ayer la deuda privilegiada con la AEAT

30.06.2017 | 10:57
Abanca le concede al Deportivo un crédito que le da aire para el futuro

El Dépor ya respira de otra manera. La soga de Hacienda ha desaparecido tras el acuerdo anunciado ayer entre el club y Abanca, por el que la entidad bancaria le concede un crédito de 45 millones a pagar en 15 años con desembolsos "progresivos", tal y como apuntó Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca, para afrontar la deuda privilegiada con la Agencia Tributaria. De hecho, ayer por la mañana responsables del consejo blanquiazul ya la han liquidado al abonar más de 43 millones. "Han recuperado 8 en tres años con nosotros", apuntó reivindicativo Tino Fernández. En el marco del acuerdo se incluye que el apellido del estadio esté ligado desde ya a la entidad crediticia y pase a llamarse Abanca Riazor para los partidos del club, al menos, hasta 2025. El desahogo llega desde el punto de vista económico, ya que tendrá el triple de tiempo para hacerse cargo de la cantidad, pero sobre todo deportivo. La última sentencia desfavorable del Tribunal Supremo le había abocado a vivir en el alambre y a mirar de frente al descenso en el próximo lustro. La situación ha cambiado. El tope salarial subirá de manera clara, aunque Tino Fernández no quiso revelar la cuantía antes de hablar con la LaLiga.

"Es un día especial, del que me acordaré mientras viva", avanzaba el presidente del club tras la explicación de Juan Carlos Escotet de las líneas maestras del acuerdo. "Le aportará músculo económico para llevar adelante las inversiones que necesita y para ser competitivo. Para Abanca es un honor. Tiene capacidad de pago y estamos convencidos de que habrá una recuperación del crédito sin ninguna dificultad". Ni siquiera el máximo mandatario del banco era ajeno al riesgo al que estaba expuesto el club: "La estructuración de financiación, pese a la buena gestión, habría traído probablemente el descenso a Segunda y profundizar en la crisis. Esto no garantizará la permanencia, pero habrá menos excusas. Le da salud y viabilidad al proyecto. La caída será menos probable y espero que los jugadores no me dejen mal". Tino Fernández admitió que trabajan con el plan A en los fichajes y que ahora pueden ser "más competitivos".

Escotet deslizó que el periodo de carencia en el pago del crédito en caso de descenso es de "dos años" y los protagonistas quisieron agradecer la buena predisposición del Concello para que el nombre de Abanca quede ligado a Riazor. "Una de las cosas maravillosas es que el Dépor pone a todos de acuerdo. Se lo agradezco. Gana el Concello, gana el Dépor, gana la afición y gana A Coruña", apuntó el presidente del banco. No revelaron el coste del préstamo en cuanto a interés, pero Fernández defendió que "es el mejor, el más ajustado respecto a otras alternativas" que manejaban.

Aún así, el Dépor todavía debe 91 millones. Además de estos 45, tiene que afrontar pagos privilegiados por valor de 22 con los bancos, ordinarios de 18 y subordinados de 6. "La deuda es la misma, solo cambió el dibujo, la manera de pagarlo y a quién. No podemos perder de vista el rigor". El Deportivo se relaja, pero no del todo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine