Un punto, infinitas preocupaciones

El Dépor estuvo a punto de ganar de manera milagrosa un duelo que mereció perder. Una pegada excelsa y un fallón Levante en ataque le sostuvieron, mientras su fútbol dejaba mucho que desear. Preocupa el equipo

26.08.2017 | 23:20

Al Dépor casi le toca la lotería en Valencia. No era Navidad, pero llovían los aguinaldos en las áreas y los coruñeses tenían todas las terminaciones. Se trae un punto y muchas preocupaciones del Ciutat. Sin fútbol, sin movilidad, abusando del balón largo, acogotado en torno a la portería de un espléndido Rubén. Naufragaron todos, desde Mel hasta los jugadores. El técnico por planificar mal o no llegar a sus jugadores. Los futbolistas, por no captarlo y por no ofrecer soluciones sobre el verde. Al equipo solo le sostuvo la pegada y estuvo a punto de llevarse los tres puntos. 2-2. Empató y gracias. Merecía algo peor. Queda mucho trabajo para Mel, para los jugadores y para la secretaría técnica en el mercado. O cambia o sufrirá lo indecible.

El técnico le puso condimentó a su apuesta inicial. Sin estar condicionado por las bajas y por la imponente figura del Real Madrid, dejó el trivote en el armario y le dio la oportunidad a Emre Çolak. Borges, al banquillo. El once y la condición de recién ascendido de su rival animaban a pensar en un Dépor mandón, animado, que se hiciese con la pelota y que madurase el duelo poco a poco. Nada que ver. Pero pasó de la maceración al golpeo.

Un centro de Luisinho se convirtió en oro tras un doble fallo de la cobertura granota. Ni Emre ni Andone, fue Fede Cartabia el que pasaba por allí y no erró. A la red y alivio. Ni cinco minutos y al Dépor se le ponía el encuentro de cara. Nadie podía cuestionar su eficacia.

Su rival, herido en su orgullo, redobló esfuerzos. Entraba por derecha e izquerda, mientras el grupo de Mel hacía aguas y era incapaz de quedarse con la pelota. Andone desaparecido, Emre perdido. Nadie se movía, así era imposible. Morales y Jason se hinchaban a comprobar las costuras del entramado defensivo. Sidnei, de nuevo muy fallón, les allanaba el camino. Rubén se tuvo que multiplicar con dos manos salvadoras.

Resistía y golpeaba, la suerte y la cualidad blanquiazul en el primer acto. En otra jugada aislada, esta vez a balón parado, un saque de esquina del turco habilitó a Sidnei, que remató de cabeza con los dos pies en el suelo. Increíble. 0-2. Otra en el debe de la zaga granota que le dejó rematar con suma facilidad. Su rival hoy no perdonaba nada. Quedaba un curto de hora y el Dépor se iba a jugar gran parte de su partido en ese tramo, en su capacidad para conservar esa ventaja antes del receso. Falló. Bardhi hizo el 1-2 en una genialidad a balón parado. A sufrir, no merecía otra cosa.

El paso por los vestuarios siempre hace albergar esperanzas de que haya un cambio, que el Dépor reaccione. Nada de nada. Sin movilidad, abusando del balón largo. La imagen fue ínfima. Un ejercicio de apelotonamiento en el que Rubén le volvió a salvar en una ocasión más, esta vez a disparo de Jason, el mejor junto a Morales. Pero pudo llegar el 2-2 en esos primeros minutos. O el capitán valenciano o el coruñés o Álex Alegría. Las ocasiones se sucedían y también los fallos. El Dépor jugaba con fuego, no se quemaba. De momento.

Llegaban las sustituciones y el equipo se blindaba, nada cambiaba. Rehuía de la pelota y de casi todo el campo. Con miedo. Mientras aguantaba y rezaba, en otra incursión aislada se le abrió el cielo. Morales cortó una contra de Bruno Gama en las inmediaciones del área. Falta y segunda amarilla. El conjunto coruñés, con uno más, ganando y a favor de corriente. Tampoco.

Fueron sus mejores minutos, pero se llevó el castigo que había merecido antes. Agarrado a Fede Cartabia, creó tres ocasiones claras para cerrar el duelo. Se mascaba el 1-3 y llegó el 2-2 para un Levante que estaba grogui. Primero avisó Campaña con un disparo al larguero. Finalmente, en una confusa acción entre Ivi y Juanfran se produjo un penalti más que dudoso que rescató a los valencianos. El ex del Sevilla no falló, su equipo ya lo había hecho demasiado esta noche.

FICHA TÉCNICA (2-2)

Levante: Raúl; Iván López (Ivi, m.65), Postigo, Chema, Toño García; Lerma, Campaña, Bardhi (Doukouré, m.85); Jason, Morales y Alegría (Emmanuel Boateng m.68).

Deportivo: Rubén; Juanfran, Schär, Sidnei, Luisinho; Guilherme, Mosquera; Fede Cartabia, Çolak (Celso, m.54), Bakkali (Adrián, m.61); y Andone (Bruno Gama, m.74).

Goles: 0-1, m.5: Fede Cartabia. 0-2, m.30: Sidnei. 1-2, m.35: Bardhi. 2-2, m.84: Ivi, de penalti.

Árbitro: Alberola Rojas (Comité castellano-manchego). Mostró tarjeta amarilla a los visitantes Luisinho y Fede Cartabia. Expulsó, por doble tarjeta amarilla, al levantinista Morales (m.75).

Incidencias: Partido de la segunda jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Ciutat de València ante 17.730 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine