Tino agradece a Vidal su trabajo y niega diferencias en el área deportiva

El presidente deportivista asegura que la renuncia del consejero no afectará al funcionamiento del club - "Entendemos que la vida sigue y no creemos que haya ningún problema en el futuro"

05.10.2017 | 09:48
Tino agradece a Vidal su trabajo y niega diferencias en el área deportiva

Las palabras de Tino Fernández eran las más esperadas después de la sorpresiva renuncia del que hasta hace poco era uno de los miembros de mayor peso dentro del consejo de administración. La influencia del responsable de la parcela deportiva, sin embargo, había ido disminuyendo a medida que Richard Barral ganaba protagonismo animado por el propio presidente, hasta el punto de precipitar el lunes la dimisión de Fernando Vidal. Alegó que ya no se sentía "cómodo", pero ayer Tino Fernández negó que las diferencias de criterio deportivas estén detrás de una decisión tan extrema. Le deseó lo mejor y al mismo tiempo dejó un mensaje tranquilizador en cuanto a que la estructura del club no se verá comprometida por su marcha. "Entendemos que la vida sigue y no creemos que haya ningún problema para el futuro", destacó.

Los "motivos", dijo, los expuso el propio Vidal en su carta de despedida dirigida al deportivismo, pero la complicidad entre el que un día fue el hombre fuerte de la estrategia deportiva y el resto del consejo se había ido erosionándose hasta el punto de precipitar su marcha. Ya no había la misma sintonía, aunque ayer Tino, durante la presentación del Memorial Moncho Rivera que esta tarde enfrentará al equipo con el Corinthians brasileño, se esforzara en matizar que las diferencias entre ambos no eran de calado. "Los motivos los ha expresado el propio Fernando a través de su comunicado y por nuestra parte, como consejo de administración y como club, la primera reflexión es de respeto. A nosotros nos gustaría que siguiese aquí, pero él toma esa decisión y por supuesto la respetamos y la apoyamos", expuso Tino.

El trasfondo de un distanciamiento, sin embargo, aparece como el detonante de su renuncia después también de que en las últimas semanas emergiera la posible destitución de Pepe Mel al frente del equipo por el irregular inicio de campeonato. Los malos resultados de este comienzo de temporada colocaron al técnico en una situación delicada, obligado a ganar al Getafe el sábado pasado para evitar el despido, pero Tino Fernández rechazó que esto provocase un cisma en el consejo de administración.

El presidente expuso que, desde la llegada de la actual directiva al club hace casi cuatro años, solo se había producido un desacuerdo en cuanto al rumbo deportivo que debía tomar el equipo "y desde luego no referida a Pepe Mel", subrayó. "Este consejo de administración está aquí desde el 21 de enero de 2014, por lo tanto estamos hablando de en torno tres años y nueve meses, si no me fallan las cuentas. En esos tres años y nueve meses, el consejo de administración solo cambió una propuesta de la dirección deportiva y de lo que podemos considerar área deportiva, una sola, solo una, y desde luego no referida a Pepe Mel", detalló.

Fue en 2015, desveló, cuando se decidió prescindir de Víctor Fernández y contratar a Víctor Sánchez del Amo para esquivar el descenso y lograr una permanencia que finalmente llegaría de forma agónica en la última jornada de competición. En aquel entonces, las propuestas de la parcela deportiva fueron descartadas en favor de la apuesta del presidente, que prefirió darle las riendas de la plantilla al exfutbolista blanquiazul.

"En tres años y nueve meses", insistió el presidente; "se presentó una propuesta para cambiar de entrenador tras el cese de Víctor Fernández con una propuesta que el consejo de administración entendió que no era la adecuada y decidió la contratación de Víctor Sánchez del Amo". "Ese es el único caso después de tres años y nueve meses referido a técnicos, a jugadores, primer equipo, Fabril, o el conjunto de equipos de base en el que el criterio deportivo ha sido cambiado por el consejo de administración", recalcó.

Ni siquiera tras el cese de Gaizka Garitano el año pasado, añadió Tino Fernández, se produjeron fisuras, a pesar de que el técnico vasco era la apuesta de la dirección deportiva para encontrar la estabilidad en el banquillo que se demandaba desde la directiva. "Concretando más, Pepe Mel fue contratado con el acuerdo y el consenso del consejo, por supuesto de Fernando (Vidal), que estaba el día que lo contratamos, 27 de febrero de 2017, lunes de Carnaval, en Abegondo. Estuvimos reunidos toda la mañana y estaba Fernando, estaba Richard (Barral), estaba Quique (Enrique Calvete), estaba yo y teníamos dos propuestas y consideramos que esta era la más ventajosa y por eso lo contratamos", aseguró el presidente.

A pesar de las suspicacias que pueda levantar su marcha, Fernando Vidal fue despedido con agradecimiento por parte del mandatario blanquiazul, que recordó su implicación en el proyecto en un momento muy delicado para la entidad. "Estamos hablando de una persona que es un amigo. Le damos las gracias por todo lo que ha hecho, por subirse a este barco en un momento complicado. En momentos de incertidumbre y máxima dificultad estuvo en el Dépor por amor y deportivismo", manifestó Tino a modo de despedida pública tras admitir un par de preguntas sobre el asunto en la presentación del Memorial Moncho Rivera. "Fernando ha trabajado intensamente, brillantemente, con mucha ilusión, como el resto del consejo de administración, es un gran deportivista y le deseamos lo mejor. Si él entiende que lo mejor es salir del consejo de administración, pues, vuelvo a repetir, respeto y gratitud", añadió.

La plantilla, por su parte, recibió la decisión de la renuncia de Vidal con "sorpresa", como reconoció ayer por la mañana Luisinho tras el entrenamiento en la ciudad deportiva de Abegondo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine