Barcelona40Deportivo
 

El Dépor ni despeina al Barça

Resistió como pudo casi media hora y se salvó de una goleada de escándalo por la imperial actuación de Rubén. Dubitativo en defensa y cohibido en ataque, nunca estuvo cómodo ni fue competitivo. Asoma el derbi

18.12.2017 | 01:58
El Dépor ni despeina al Barça

El Dépor salió goleado. El 4-0 era uno de los posibles desenlaces del duelo, nada que objetar. La diferencia entre ambos equipos es incluso mayor. El flagelo para el equipo coruñés es que no hizo acto de presencia en el Camp Nou. Fichó en la entrada y no se le volvió a ver. No fue competitivo en ningún momento del choque, a años luz de poder discutirle la vitoria al Barcelona. Ni mordió arriba ni supo pertrecharse atrás, tampoco hizo daño con la pelota. Messi, Iniesta y Luis Suárez estaban en el paraíso. Pachanga, vacaciones adelantadas. Solo Rubén, que sale muy reforzado, evitó mayor escarnio.

Cristóbal no quería tocar nada. Mismo once, misma apuesta. El Dépor se jugaba más a largo plazo que esta noche. Afianzar la idea, generar automatismos, dar confianza, construir una identidad... Intangibles que van más allá del marcador, de una noche a contrapelo. El técnico está cosechando y espera recoger en breve y ante rivales de su liga. A pesar de que la vista estaba puesta a medio plazo, el equipo coruñés, desde la modestia y con sus armas, quería hacer sentir incómodos a los cules. La fórmula era adelantar líneas, tocar cuando pudiese, triangular y lanzar a Lucas y Adrián y presionar arriba. Pocas veces salió, nunca estuvo cómodo ni en el partido. Le tocó en muchos momentos estar replegado y, sobre todo, correr hacia atrás. Y eso con Iniesta y Messi, sueltos y recibiendo con facilidad entre líneas, es un suicidio. Una noche para meterse debajo de la manta.

Lo positivo para el Dépor es que el Barcelona no estaba presentando una versión exuberante en el primer acto y que, con algo de suerte y unas soberbias manos de Rubén, fue salvándose de los  escarceos culés. Asomaba la media hora y parecía posible llegar indemne. Pero, de repente, el grupo de Valverde pisó un poco el acelerador y arrolló al Dépor. Era cuestión de tiempo. Demasiado fácil.

A partir del regalo de Messi y del gol Suárez, se sucedieron las ocasiones y la incomodidad del Dépor era notoria. Estaba deseando que Mateu Lahoz pitase, pero no llegó el descanso hasta que el marcador reflejó el 2-0 y pudo subir el tercero. Una pesadilla en ciernes. El Dépor, castigado y a merced.

El recuerdo de las dos últimas proezas alentaba una mínima esperanza para el deportivismo tras el paso por la caseta. Dejar pasar los minutos, enfriar el duelo, cazar un gol y que el Barcelona ya no pudiese salir de esa maraña creada. Un minuto y el castillo en el aire se derrumbó. Otra aparición de Iniesta, gran centro de Sergi Roberto y Luis Suárez embocaba a la red. 3-0.

Ahora sí el equipo culé empezaba a dejarse ir y llegaron los mejores minutos de un Dépor tímido, que no quería importunar. Un fuera de juego mal señalado a Lucas cuando se plantaba ante Ter Stegen, un par de arrancadas de Sidnei y un puñado de contras y jugadas de ataque blanquiazules que se quedaron a medias. El equipo coruñés, muy cohibido, y los culés, en modo relax. Todos menos, al que le faltaba su gol, Messi, y su socio insaciable, Luis Suárez. El uruguayo forzó dos penaltis y le pitaron uno, que falló el argentino ante un esplendido Rubén. Soberbia noche la suya.

El '10' seguía jugando al billar con los palos, mientras Paulinho aprovechaba los rechaces. Llegaba el 4-0. Duelo sin tensión y roto. La defensa blanquiazul naufragando, los pivotes en busca y captura, los enganches sin aparecer y Lucas, lejos del recuerdo de hace dos temporadas. Así se sintetizan las prestaciones blanquiazules. Mala fórmula para soñar con puntuar en el Camp Nou. El carrusel de cambios y oportunidades sirvió para ir dejando morir un encuentro, del que el equipo coruñés sale sin puntos, algo trasquilado y con los deberes de que este borrón le manche lo menos posible de cara al futuro, cuando realmente lleguen las batallas importantes. Ahí sí se debe ver al Dépor de Cristóbal.


Ficha técnica (Barcelona-Deportivo, 4-0)

Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Vermaelen, Alba (Digne, min.80); Rakitic, Iniesta (André Gomes, min.55), Paulinho; Messi, Suárez y Alcácer (Aleix Vidal, min.23).

Deportivo: Rubén; Juanfran, Schär, Sidnei, Navarro; Guilherme (Fede Valverde, min.62), Borges; Carles Gil (Borja Valle, min.84), Çolak (Bakkali, min.62), Adrián López; y Lucas Pérez.

Goles: 1-0, min. 29: Luis Suárez. 2-0, min. 41: Paulinho. 3-0, min.47: Luis Suárez. min.75: Paulinho.

Árbitro: Mateu Lahoz (Valenciano). Mostró cartulina amarilla a Schär (min. 32).

Incidencias: Asistieron al encuentro 53.607 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine