El Dépor repara el chip de la confianza

El valioso empate en Vila-real permite elevar los niveles de autoestima para aspirar a sumar ante otro rival superior como el Valencia - Albentosa: "El punto es bueno para la confianza. Ahora hay más"

10.01.2018 | 18:20
Juanfran , en el centro, bromea con Albentosa durante el entrenamiento de ayer en la ciudad deportiva de Abegondo.

Más que un punto fue un empujón de confianza y ánimo lo que supuso para el Deportivo el empate del pasado domingo en La Cerámica. La trabajada igualada ante el Villarreal no soluciona nada, porque la situación sigue siendo muy delicada, pero por lo menos sirve para que el Dépor saque la cabeza fuera de los puestos de descenso y empiece a reparar el chip de la confianza, tan dañado esta temporada. Continúa al borde del precipicio, con un solo punto de ventaja sobre el antepenúltimo, el Alavés, pero el justo premio del pasado fin de semana devuelve parte de la autoestima perdida a un grupo de futbolistas muy necesitado de impulsos. "Para la confianza el punto es bueno", asegura Raúl Albentosa, quien concede gran importancia al aspecto psicológico. "Mucho porcentaje en esto del fútbol es la confianza y ahora hay más. Ahora mismo, después del partido del otro día, la tenemos en nosotros mismos", insiste el central.

Además de Las Palmas, Málaga y Alavés, actualmente los últimos tres clasificados, también perdieron el pasado fin de semana Getafe, Girona y Levante, todos ellos rivales directos del Deportivo por el objetivo de la salvación: "Queda mucho. Va a haber más equipos que van a estar ahí. Tenemos que mentalizarnos de que poco a poco tenemos que sacarlo adelante, igual que ha hecho el Eibar. Son rachas y tenemos que buscar ese camino". Flojearon los de abajo y eso revaloriza aún más el 1-1 en La Cerámica, que al mismo tiempo sirve para que los futbolistas se autoconvenzan de que es posible sumar ante rivales en teoría muy superiores, como lo son los dos próximos, Valencia y Madrid.

Queda más de media Liga, todo un mundo, pero el horizonte ya no se ve tan oscuro tras haber empezado el año saliendo del descenso. "Mentalmente, todo influye. Sería tonto si digo que no influye positivamente -recalca Albentosa-. Queda muchísimo pero de cara al próximo partido es un buen punto para vernos fuera. Sabemos que esto no termina aquí, que es el comienzo y esperamos salir adelante".

El calendario inmediato no es el mejor para que el Dépor logre despejar las dudas definitivamente y se convierta en un equipo fiable de verdad. Sin embargo, la visita del Valencia, tercer clasificado, se ve ahora de otra manera, precisamente porque han subido los niveles de "confianza", que estaban bajo mínimos cuando acabó el año. "Veníamos de Navidad, del parón, de limpiar la cabeza, y empatamos fuera de casa en un campo difícil. Les plantamos cara. Merecimos el empate o incluso más", argumenta Albentosa, que quiere ayudar a encontrar la "regularidad" en las veinte jornadas que faltan. "Esta temporada está siendo un calco de la pasada. Cuesta sacar los tres puntos en cualquier partido, sea el que sea. Tenemos que coger más regularidad e ir paso a paso, pero dando pasos de gigante hacia adelante", explica el central.

Albentosa fue titular en La Cerámica por la sanción de Fabian Schär, que vuelve a estar a disposición de Cristóbal Parralo. El exjugador del Eibar reconoce que se sentiría "triste" si sale del equipo, pero recuerda que no es decisión suya sino del entrenador, Cristóbal Parralo. "No es mi faceta. No soy yo el que me tiene que poner o no. Cuando no juego estoy triste. Eso cuesta llevarlo, como le pasa a todo el mundo que quiere sentirse realizado en su trabajo. Me jodería (no jugar), ¿cómo no me va a joder?", reconoció.

"Por suerte o por desgracia nunca me había tocado estar en esta situación de participar tan poco. Por lo que sea este año estoy siendo menos utilizado. Lo llevo muy mal. A ver si de cara a adelante puedo darle confianza a la gente y que la gente me dé confianza a mí", añadió sobre las críticas que suele lanzar sobre él un sector importante de la afición del Deportivo.

Antes de enfrentarse al Villarreal Cristóbal habló con él y le dijo "que estuviera tranquilo, que no tenía que demostrar nada a él ni a nadie". Vivió un partido "especial" en La Cerámica, y el del sábado contra el equipo de su tierra lo será "mucho más". Sobre el próximo rival, destaca la figura de Dani Parejo. "Por él pasa todo. Habrá que estar muy atentos", recomendó Albentosa, que elogia también al técnico del Valencia, Marcelino García Toral: "Ha tocado con la tecla para unir a todas las piezas".

Lucas Pérez evoluciona de forma positiva de la dorsalgia que le impidió entrar en la lista para el partido del pasado domingo frente al Villarreal. Ayer realizó tareas bastante exigentes sobre al césped de Abegondo al margen del grupo en la primera sesión de trabajo de la semana para la plantilla. El delantero de Monelos sigue "progresando" y poco a poco se irá reincorporando a la dinámica colectiva. Tiene muchas opciones de estar listo para recibir el sábado al Valencia en Riazor. Fede Valverde, que tampoco viajó a Vila-Real por una amigdalitis, trabajó ayer con normalidad junto al grupo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine