Nueva propuesta, mismo resultado

14.02.2018 | 01:31
Nueva propuesta, mismo resultado

Después del partido disputado en San Sebastián, el lunes era esperado entre la afición del Deportivo con distintos estados de ánimo, incluso en muchos de ellos además seguramente mezclados. Estábamos ante el lunes más deseado, por ver como la nueva apuesta del Consejo de Administración empezaba a revertir la cada vez más dramática situación por la que atraviesa el club. Ante un lunes nada incómodo para presenciar un partido de fútbol incluso en horario tardío, por ser víspera de festivo. Ante un lunes temido, por si se producía un nuevo resultado negativo o incluso por si lo que se pudiera presenciar, se pareciera a una celebración del carnaval. Y la afición no falló.

Más de 20.000 almas blanquiazules, almas marineras y del interior, almas cercanas y lejanas en la distancia y el tiempo no fallaron a la cita. Almas a las que se les pide, casi se les exige, entrega incondicional y a las que al final del partido se les pretendió ningunear en su derecho legítimo a manifestar su estado de ánimo.

¡Así no! A la afición se le respeta, guste o no guste lo que manifieste.

Del partido, pues eso, nueva propuesta con el mismo resultado.

Se puede interpretar que el Deportivo salió con mucha determinación, intensidad, agresividad... Interpretable también quizá como hiperexcitación producto de la imperiosa necesidad de obtener la victoria; todo ello en la fase defensiva del juego.

Se antoja que la propuesta de querer controlar el partido sin la posesión del balón, no concordaba mucho con los futbolistas elegidos. El Betis dominaba con el balón y apenas sufría en defensa, porque el Deportivo solamente era capaz de llevar cierto peligro a la meta bética en acciones generadas de forma incontrolada tras jugadas a balón parado. Por el centro, eran tales los espacios que se generaban con la amplitud ofensiva de los andaluces que permitían entrar a los futbolistas verdiblancos en conducciones casi interminables. Solo les faltaba concluir mejor o encontrar la mejor solución final.

Mientras, el Deportivo en ataque todo lo cifraba a pelotazos buscados casi más por la necesidad de sacarse el balón de encima, que por una organización en ese tipo de juego ofensivo. En las bandas, el Betis también mostraba mayor profundidad y dominio que el conjunto local, a pesar de que los dibujos de los equipos mostraban superioridad en el Deportivo con dos futbolistas por banda, contra uno de los visitantes.

Aun así, las ocasiones claras de gol no concordaban con la superioridad bética en el juego. Por ocasiones, el empate era justo.

La segunda mitad ofreció lo que casi se podría sospechar. Entre el esfuerzo a veces desordenado al que se veían obligados los deportivistas, el dominio territorial y del balón facilitado por la superioridad táctica del rival, junto al manejo del partido realizado desde su banquillo, fueron determinando el desarrollo del partido.

En resumen, partido que el Deportivo mantuvo igualado mientras pudo apelar a aspectos más relacionados con motivación emocional, que por fundamentos técnico-tácticos. Partido del que se sale sin poder atisbar soluciones que pueden hacer navegar a mejor puerto la nave blanquiazul.

Fue el primer intento de esta nueva propuesta, no hay margen para entrar en varaderos y reparar. La próxima ruta a navegar nos lleva hacia el norte, al interior, donde quizá sean menos expertos en temas marineros. El Alavés hace unas cuantas etapas estaba más tocado que nosotros y ahora nos miran desde arriba. Lamentablemente no podemos decir que dependamos de nosotros mismo para alcanzar el objetivo, sin embargo confiemos en que esta nueva propuesta traiga diferente resultado. Lo necesitan esas incondicionales miles de almas blanquiazules.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine