12 de abril de 2018
12.04.2018

Seedorf repesca a Krohn-Dehli

El técnico ensaya con el danés y Borges en el teórico equipo inicial para recomponer el trivote por las bajas de Guilherme y Muntari - Luisinho, que vuelve tras sanción, es la otra novedad en el once

12.04.2018 | 17:35
Seedorf repesca a Krohn-Dehli

Clarence Seedorf tiene previsto dar continuidad el sábado en San Mamés al dibujo táctico de las últimas dos jornadas, con tres mediocentros por delante de la defensa, Çolak en la mediapunta, y Lucas y Adrián como pareja ofensiva. Ese fue el esquema que repasó en la sesión de ayer por la tarde en Abegondo, donde probó un teórico once inicial con Celso Borges y Michael Krohn-Dehli flanqueando a Pedro Mosquera en el centro del campo. Sin Guilherme, por sanción, ni Sulley Muntari, por lesión, el entrenador tiene previsto alinear al costarricense y repescar al danés, habitual descarte por decisión técnica en las últimas jornadas.

El exsevilista no compite desde el pasado 3 de marzo, en la jornada 27, cuando disputó los últimos diez minutos frente al Eibar en Riazor. En el anterior compromiso, en Getafe, fue titular y Seedorf lo cambió en del descanso. Desde entonces, no volvió a formar desde el inicio y, de hecho, la del Eibar fue su última convocatoria. No ha vuelto a entrar en los planes de Seedorf, quien ahora planea repescarlo para la trascendental cita contra el Athletic Club de Bilbao.

Fede Valverde, el otro candidato a titular por las bajas de Muntari y Guilherme, formó ayer junto a los teóricos suplentes. Según esas pruebas, Seedorf prefiere a Krohn-Dehli antes que al uruguayo, cuyo último partido fue el 12 de febrero, frente al Betis, en el debut del holandés como entrenador del Deportivo. Valverde se lesionó en el tramo inicial del encuentro y estuvo de baja hasta la pasada semana, cuando recibió el alta para entrar en la lista ante el Málaga. No tuvo minutos frente a los andaluces pero estuvo en el banquillo, al contrario que Krohn-Dehli, nuevamente descartado por decisión técnica.

El danés llegó en el mercado invernal procedente del Sevilla dispuesto a convertirse en un futbolista diferencial, capaz de ayudar al Deportivo a reaccionar y salir de los puestos de descenso. Sin embargo, su rendimiento hasta el momento no ha cumplido con las expectativas. Debutó a las órdenes de Cristóbal Parralo en el 5-0 de Anoeta, el último encuentro dirigido por el técnico andaluz antes de ser destituido. Luego tuvo continuidad en el once ante Betis, Alavés y Getafe, pero no acabó de cuajar y fue perdiendo protagonismo hasta el punto de quedarse fuera de las últimas convocatorias. El sábado, en San Mamés, podría tener una nueva oportunidad para intentar ayudar con su fútbol y su experiencia a que el Dépor enlace dos victorias seguidas por primera vez en la temporada, un objetivo imprescindible para seguir teniendo esperanzas de acabar alcanzando la salvación.

Seedorf mantendrá el sistema que presentó frente a Atlético de Madrid y Málaga, y confiará en el mismo bloque de futbolistas, con los únicos cambios obligados debido a las bajas de Muntari y Guilherme, más la novedad de Luisinho, que vuelve a estar disponible tras cumplir un partido de sanción la pasada jornada. Ayer, en Abegondo, el holandés probó con Rubén en portería; Juanfran, Albentosa, Sidnei y Luisinho en defensa; Mosquera, Krohn-Dehli y Borges en el centro del campo; Çolak de enganche; y Adrián y Lucas como principales referencias ofensivas.

El técnico está satisfecho por cómo le sienta al equipo esa nueva disposición táctica en la que refuerza el centro del campo a costa de prescindir de hombres específicos de banda. Según Adrián López, "la gente está cómoda" con ese dibujo que Seedorf estrenó contra el Atlético de Madrid. "En el Wanda el equipo hizo un grandísimo partido y contra el Málaga la segunda parte fue muy buena. Es normal que sigamos con esa dinámica", argumentó el asturiano sobre la fiabilidad del sistema. "El equipo tiene claro lo que hay que hacer en el campo", añadió Adrián, que viene de firmar un doblete en el triunfo del pasado viernes en Riazor.

"Para los de arriba es importante que veamos puerta", reconoció el atacante, que ve al equipo "con muchas ganas y mucha fuerza después de la victoria del otro día en casa". "Necesitamos ganar. Soy de los que piensa que después de una victoria llega otra y tenemos que creer e ir a por los tres puntos en Bilbao", afirmó tras la sesión de ayer en Abegondo. Pese a que el Levante también ganó, el triunfo ante el Málaga sirve para mantener la fe. "No se apagó la luz. Habría sido mejor otro resultado que no fuese la victoria del Levante, pero esa luz está ahí y espero que siga encendida hasta el final de Liga", añadió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine