16 de abril de 2018
16.04.2018
el apunte

El Dépor se sube a la ola buena

Los dos triunfos seguidos reflotan al equipo coruñés, impulsado por los resultados pero también por los síntomas de vitalidad que dio en Bilbao, donde derrochó personalidad

16.04.2018 | 09:15
El Dépor se sube a la ola buena

"Hay que seguir cogiendo esa ola que nos está llevando al objetivo". Lo dijo Borja Valle tras la victoria en San Mamés, pero en realidad es una afirmación atribuible ahora mismo a cualquiera de sus compañeros. Después de tantos meses a la deriva, por fin llega algo de viento a favor para el Deportivo, todavía muy lejos de la orilla pese a los últimos dos impulsos consecutivos. Debe seguir ganando partidos y prolongar esa inercia positiva que empezó ante el Málaga (3-2) y continuó en Bilbao (2-3). Dos victorias seguidas por primera vez desde noviembre de 2015. Un gran empujón anímico y de confianza gracias a esos seis puntos, pero también por la personalidad y la capacidad de sufrimiento que el equipo exhibió en San Mamés, uno de los campos más complicados del fútbol español.

A por el partido desde el inicio. Igual que hiciera en su anterior desplazamiento, contra el Atlético en el Wanda Metropolitano, el pasado sábado el Deportivo salió al césped de San Mamés a por la victoria de forma decidida. No quiso regalar los primeros minutos e ir metiéndose poco a poco en el encuentro, algo que muchas veces le costó disgustos, sino que trató de dominar la posesión para buscar el primer gol lo antes posible. En menos de un cuarto de hora ya ganaba 0-2, gracias a los tantos de Adrián López (m.6 y m.14).

Errores que siguen costando goles. El Athletic marcó sus dos goles gracias a fallos defensivos individuales del Dépor. En el 1-2 es Fabian Schär el que pifia a la hora de despejar y propicia el cabezazo de Raúl García; y en el 2-3 otro córner coge despistado a Rubén Martínez, que encaja un gol olímpico.

Mucha movilidad arriba. Le está sentando bien a los atacantes el nuevo dibujo táctico de las últimas tres jornadas, con Çolak en la mediapunta, y mucha libertad para Adrián y Lucas arriba. Ambos delanteros están destacando en los encuentros más recientes y no solo por sus goles sino por la sensación de peligro que transmiten. En Bilbao fueron un incordio constante para la defensa vasca. Tras el descanso, ya sin Adrián en el campo, Lucas siguió haciendo un grandísimo partido. Suya fue la asistencia a Borja Valle en el 1-3.

Borja Valle, al alza. El berciano está aprovechando al máximo cada oportunidad que le llega. El sábado se estrenó como goleador en Primera con un tanto decisivo para ganar en San Mamés.

Capacidad de sufrimiento. Tras el 2-3 el Dépor se atrincheró y apenas tuvo la pelota. San Mamés apretó y el Athletic se fue arriba con todo en busca del empate. Los blanquiazules, muy solidarios, defendieron con uñas y dientes su ventaja dando una auténtica lección de supervivencia en cuyo éxito resultaron claves las paradas de Rubén.

Competitivos pese a las bajas. El Deportivo rindió a un nivel alto en Bilbao pese a las bajas de Sidnei, Muntari o Guilherme. Borges fue uno de los más destacados y Krohn-Dehli jugó su mejor partido desde su fichaje en el pasado mercado invernal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine