FONDO DE CIENCIA DE LA FUNDACIÓN BARRIÉ

De investigadores a empresarios de éxito con desarrollo en Galicia

La fundación Barrié diseña con cuatro proyectos innovadores una estrategia para crear empresas de base tecnológica y alcance internacional a partir de la investigación científica

02.08.2015 | 18:08
Arriba, equipo de Torusware, debajo a la izda., Ana María Otero, de Quorum Quenching. y sede de Gradiant (dcha.).

Un 'software' para acelerar la respuesta de las aplicaciones informáticas; un sistema para atraer, concentrar y tratar las células metastásicas; un aditivo para piensos que evita el uso de antibióticos en aves y peces y un sistema de encriptado para información almacenada en la nube son los cuatro proyectos de investigación elegidos por el fondo de ciencia de la fundación Barrié para rentabilizar y comercializar la ciencia que se hace en Galicia. Sus gestores ya han firmado 25 acuerdos de confidencialidad con empresas de Estados Unidos, China, Alemania, Francia e Inglaterra que demuestran su alto nivel científico y sus posibilidades de éxito como empresas. El reto, según José María Arias, presidente de la fundación, es que la Administración haga suyo el modelo y lo replique

Al menos dos entidades financieras europeas que operan en todo el mundo testan en estos momentos el producto estrella de la firma coruñesa Torusware, un software que acelera la respuesta de los ordenadores y aplicaciones informáticas inicialmente desarrollado en el sistema financiero y que ha recibido multitud de premios, entre otros, la sección nacional del EmprendedorXXI que organiza La Caixa en toda España para reconocer a las empresas más innovadoras. Hasta 2013 era un proyecto de investigación del centro de arquitectura de computación de la Universidade da Coruña que llevaba años en desarrollo. Entonces, fue seleccionado por el fondo de ciencia de la fundación Barrié, que le ha ayudado a transformarse en una spin off, una empresa que en breve espera poder vender las primeras licencias de su patente a alguna entidad financiera global.

Torusware es uno de los cuatro proyectos pero no el único que el fondo de ciencia ha elegido para obtener rendimiento económico del trabajo científico como una suerte de prueba piloto de un sistema, una "estrategia", como le gusta decir al presidente de la fundación Barrié, José María Arias, para replicar este modelo y lograr que muchos más investigadores den el salto al mundo empresarial o cooperen en la creación de un tejido industrial de base científica en Galicia. Junto con Torusware se encuentran en el fondo de ciencia la también coruñesa Nasasbiotech, el proyecto compostelano Quorum Quenching y el vigués Scape, que se detallan a continuación:

ETorusware. Es junto con Nasasbiotech el que está más avanzado de los cuatro. Empresas dedicadas a la distribución de software ya han planteado ofertas para hacerse con la patente desarrollada en la Universidade da Coruña por el equipo que lidera su director, Guillermo López, pero sus socios descartaron esta opción antes de poder comercializar sus primeras licencias. La empresa fue reconocida además por la Comisión Europea como una de las 20 compañías TIC con más potencial de Europa.

ENasasbiotech. Es una spin off del Servicio Galego de Saúde creada en 2014 a través de la Fundación Ramón Domínguez y la Barrié, fruto de un proyecto liderado por el Laboratorio de Oncología Traslacional y el Servicio de Oncología Médica del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago. Sus impulsores, Alexandre de la Fuente, Rafael López y Miguel Abal, crearon una sistema nanométrico que actúa como un depósito o nasa para atraer y concentrar las células metastásicas de un cáncer en una misma zona, poder tratarlas y evitar así la propagación del tumor a otros órganos del cuerpo. El proyecto tiene una patente internacional y fue testado con éxito en animales enfermos de cáncer de ovario. Una empresa norteamericana produce ahora esos dispositivos para el desarrollo de pruebas específicas en humanos con la idea de obtener una licencia de desarrollo. Arias asegura que ya existen fondos importantes interesados en invertir millones de dólares para su comercialización. Fue finalista del premio Bioga a la mejor idea empresarial

EQuorum Quenching. Es un proyecto de investigación del grupo de Biotecnología y Acuicultura de la Universidade de Santiago que ha elaborado un aditivo alimenticio para piensos de animales que permite evitar la ingesta de antibióticos y ayuda a combatir infecciones de origen bacteriano. Las bacterias se comunican entre sí y cuando adquieren un volumen de información determinado, realizan un ataque virulento y provocan la infección. Este proyecto lo que ha conseguido es degradar las señales de comunicación entre estas bacterias, lo que reduce la virulencia del ataque y permite al sistema inmune del animal destruirlas. Inicialmente pensado para la acuicultura, ha generado un enorme interés en la industria avicultora, que sufre fuertes pérdidas con enfermedades de este tipo. Esta tecnología está patentada en Europa, Estados Unidos y China, y sus promotores, liderados por la profesora Ana María Otero, están en contacto con multinacionales del sector interesadas en su explotación comercial.

EScape. Es un proyecto de computación desarrollado en el Centro Tecnolóxico de Telecomunicacións de Galicia, Gradiant, de Vigo. Se trata de un sistema de encriptación para el almacenamiento de información en la nube que permite a los usuarios garantizar que su información se mantiene a salvo. Como explica José María Arias, "se pretende que el acceso sea absolutamente restringido al usuario y esté protegido". Las soluciones que aporta son un plugin para navegadores web que permite encriptar textos compartidos en la nube empleando GoogleDocs, el procesado de información en el dominio encriptado y el empleo de la tecnología de los criptoprocesadores. El proyecto realiza actualmente demostraciones para aplicaciones como el voto electrónico para validar los desarrollos tecnológicos y comercializar sus resultados.

Tanto en Torus como en Nasasbiotech, la Barrié tiene en torno a un 20% del capital de esas spin off y está presente en sus consejos de administración junto con los otros socios -los equipos de investigación y la universidad o centro de referencia que los impulsó-. Y este será el modelo que se siga con Quorum Quenching y Scape en el futuro. "En el momento en que alguien levante la mano y diga esto me interesa, empezaría todo el proceso, es cuestión de tiempo", explica el presidente de la Barrié.

Objetivo no económico

El objetivo, dice Arias, no es obtener un rendimiento económico, sino fondos para reinvertirlos en nuevas investigaciones. "Conforme estos proyectos tengan éxito y lleguen al mercado y aparezcan nuevos inversores se van a hacer ampliaciones de capital. Nosotros buscamos una metodología para transferir la ciencia al mercado, no un resultado económico, así que iremos diluyendo nuestra presencia", explica

La fundación Barrié echó mano de los mejores centros de investigación de Galicia para seleccionar estos proyectos, pero también de los mejores centros del mundo en transferencia tecnológica, el de la Universidad de Oxford y el norteamericano. La idea es sacar el máximo rendimiento a estos proyectos de investigación con ayuda de estos dos centros especializados y que la experiencia sirva para crear un sistema que se institucionalice en Galicia para que muchos más proyectos den rendimiento económico. Que la Xunta y las universidades tomen el testigo.

En realidad, como explica José María Arias, se trata de repetir la experiencia de la catedral de Santiago. "Cuando restauramos el Pórtico de la Gloria estábamos persiguiendo una mayor involucración de la sociedad y la Administración. El detonante de que en estos momentos se esté produciendo la restauración fue el proyecto del Pórtico porque puso de manifiesto las enormes deficiencias de las cubiertas y de las torres, que estaban destruyendo uno de nuestros monumentos por excelencia", explica. Hoy el Estado invierte en torno a 15 millones en la restauración.

Este proyecto para lograr que Galicia cuente con un tejido empresarial puntero y competitivo a nivel mundial surgió después de que la fundación Barrié decidiese tras la llegada de la crisis, centrar su financiación en el desarrollo económico de la comunidad y menos en actos culturales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine