El transporte gallego denuncia que la reforma fiscal elevará sus gastos un 15%

La mayoría de los transportistas autónomos dejará de tributar por el régimen de módulos - Afecta a más de 5.500 camioneros de Galicia

13.08.2015 | 01:42
Una protesta de camioneros en una carretera gallega.

La reforma fiscal aprobada por el Ministerio de Hacienda establece que a partir de 2016 solo los transportistas autónomos que facturen por debajo de 75.000 euros al año podrán tributar mediante el sistema de estimación objetiva -el régimen de módulos, con una cuota fija-, frente al tope de 300.000 euros que rige en la actualidad. Este cambio va a suponer, según los transportistas gallegos, que la mayoría de los 70.000 camioneros autónomos de España y de los más de 5.500 existentes en Galicia deban pasarse al sistema de estimación directa, lo que supondrá un incremento de sus gastos -en IVA e IRPF- de "alrededor de un 15%". "En números redondos, calculamos que para un camionero medio que recorra unos 12.000 kilómetros al mes y consuma 5.000 litros de gasóleo mensuales, la presión tributaria subirá en unos 1.300 o 1.400 euros al mes, sobre 4.000 euros por trimestre", aclara el coordinador general de la Federación Galega de Transportes (Fegatrans), Alberto Vila.

El sector denuncia que el nuevo listón fijado por el Gobierno para acceder a la tributación por estimación objetiva supondrá que solo los autónomos "con vehículos ligeros o furgones" podrán acogerse al régimen de módulos.

Los profesionales del transporte gallego denuncian además que esta mayor presión fiscal obligaría a los autónomos a elevar sus tarifas si quieren mantener los márgenes -su rentabilidad-, algo que, alertan, puede toparse con la negativa de los clientes, "que ya en los últimos años han presionado para ajustar los precios al máximo". "Se trata de un apretón del cinturón en toda regla que nos deja en una situación muy difícil, con servicios prácticamente a precio de coste. El Gobierno habla de bajar impuestos pero al sector del transporte le pone más cargas, por si ya tenía pocas", critica Vila.

Ante esta situación, Fegatrans y Fetram (Federación Empresarial de Transportes de Mercancías por Carretera de Galicia) mantendrán hoy en Arteixo una reunión con organizaciones de transportistas de Cataluña y Castilla-La Mancha para analizar la situación actual del sector, evaluar la legislatura del actual Gobierno de Mariano Rajoy y coordinar posibles actuaciones conjuntas de cara al futuro. Los camioneros gallegos consideran que la aportación de la ministra de Fomento, Ana Pastor, al sector en estos casi cuatro años "tiene más luces que sombras" y destacan "su falta de compromiso e implicación real en los problemas que padece el sector". Al margen de los efectos de la reforma fiscal, los profesionales gallegos resaltan los siguientes asuntos como cruciales para el transporte y en los que el actual Ejecutivo "suspende":

EDimensiones de los camiones. Fegatrans y Fetram echan en falta un posicionamiento claro de la ministra de Fomento ante "las presiones que determinados lobbies económicos ejercen sobre el Gobierno -básicamente asociaciones de fabricantes de vehículos y de cargadores-" para cambiar la normativa sobre las masas y dimensiones máximas de los camiones para permitir un aumento de la carga con el argumento "de una supuesta mejora de la competitividad y la productividad".

Los transportistas rechazan frontalmente el aumento de las dimensiones y de la capacidad de carga "porque va en contra de la seguridad viaria" y del propio sector. "Es difícil que las carreteras, especialmente las gallegas, estén preparadas para camiones de mayores dimensiones, especialmente las pistas forestales. Paradójicamente, el sector de la madera es uno de los que más interesados pero nosotros creemos que es una cuestión de seguridad viaria", sentencia el coordinador general de Fegatrans.

Los transportistas alertan de que los fabricantes de vehículos presionan para lograr la modificación con el interés de vender más camiones puesto que si se modifica la normativa la flota tendría que renovarse para ser competitiva. "Supondría cambiar los camiones y, a mayor tamaño, más gasto en neumáticos, más riesgo y tengo dudas de que los clientes vayan a elevar el pago por kilómetro", concluye Vila.

EDesvío a autopistas. Los profesionales gallegos aseguran que el plan de desvío de camiones a las autopistas diseñado por el Gobierno "ha sido irrelevante en la práctica". "Un fiasco dado el escaso número de tramos de autopista en los que finalmente se aplican bonificaciones en los camiones (seis a nivel estatal y uno en Galicia) para una longitud total de 326 kilómetros de autopistas (poco más de 8 kilómetros en la comunidad gallega)", aseveran Fegatrans y Fetram.

ECompetencia desleal. El sector gallego lamenta que el Gobierno español no haya sido capaz de adoptar medidas como Alemania o Francia para el control de la competencia desleal de empresas de transporte "que se deslocalizan en países de Europa del este" para reducir los costes sociolaborales.

ELey de transporte. Los transportistas denuncian que el Ministerio de Fomento incumplió los plazos legales fijados para la aprobación del Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, que las asociaciones gallegas consideran "de gran relevancia para el sector".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine