Golpe a los panaderos, la madera, el textil y las actividades financieras

16.08.2015 | 02:00

Hay actividades tradicionales en la economía gallega que, como muchos en la calle, todavía no saben qué es la recuperación. Sectores que hasta hace relativamente poco brillaban con luz propia e incluso servían para promocionar el made in Galicia. La industria alimentaria es un ejemplo. Entre 2010 y 2014 se perdieron un 4,3% de los establecimientos, que ahora son 2.100. La caída se centra en las fábricas dedicadas al procesado y conservación de carne, un 8,9% menos; y en las panaderías. Cerraron casi un centenar.

La industria de la madera lleva meses alertando de su difícil situación. La caída de los centros de trabajo en seis años fue del 23%. Sin contar la fabricación de muebles. En su caso, el cierre afectó a un 19,1% de sus instalaciones. En ese mismo porcentaje se mueve la caída de talleres de confección de ropa. Son 902, con una reducción del 19,5%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine