Las pymes gallegas superan en más de 20 días el plazo legal de pago de las facturas

Las pequeñas y medianas empresas de Galicia tardan de media 80,8 días en cumplir con sus proveedores - Solo cinco comunidades superan a la gallega

19.08.2015 | 00:36
Una feria de las pymes celebrada el año pasado en A Coruña.

La demora en el pago a proveedores

  • Comunidades. Solo las empresas murcianas (88 días), canarias (87,5), valencianas (85,3), madrileñas (85) y andaluzas (83,9) tardan más que las gallegas (80,8) en pagar sus facturas
  • Tipo de compañía. Las microempresas precisan de 73,4 días para saldar sus deudas, frente a los 80,3 de las pequeñas y los 82,3 de las medianas. A mayor tamaño, mayor dilación
  • Actividades. El sector textil es el que más tarda en España en cumplir con sus proveedores, 92,3 días, muy lejos de los 64,8 de la distribución alimentaria, el sector que más rápido paga

Los transportistas gallegos denunciaron la semana pasada que están sufriendo retrasos en el cobro de las facturas que superan en un mes los máximos establecidos por ley: 30 días de forma generalizada y 60 si hay acuerdo entre las partes. El sector asegura que el plazo de pago supera los 90 días, una dilación que ayer corroboró la Confederación Española de la Pequeña y la Mediana Empresa (Cepyme). Las compañías gallegas tardan de media 80,8 días en hacer frente a sus compromisos de pago con sus proveedores, 20,8 días más que el máximo de 60 días fijado por ley, según el Boletín de Morosidad y Financiación Empresarial publicado ayer por la organización de empresarios.

La demora gallega está un día por encima de la media nacional (79,5) pero se sitúa como la sexta más alta del Estado, solo superada por Murcia (88 días), Canarias (87,4), Valencia (85,3), Madrid (85) y Andalucía (83,9), según los datos del primer trimestre de este año. Mientras, en el lado opuesto aparece Aragón, como la comunidad más próxima a cumplir con el límite fijado por ley. Las empresas aragonesas pagan sus facturas a 65,7 días, casi ocho días antes que las siguientes en la lista, las castellanoleonesas, que precisan de 73,6 días para cumplir con sus acreedores.

Esta situación se produce en un contexto de continua reducción de los plazos de pago en los últimos años después de que las administraciones adoptasen medidas contra la morosidad para frenar un problema que provocó el cierre de miles de empresas en toda España en los primeros años de crisis económica. En el primer trimestre de 2009, según el Boletín de Morosidad y Financiación Empresarial, las empresas de todas las comunidades tardaban más de 90 días en abonar sus facturas.

En cuanto a la percepción que las pymes tienen de la morosidad, la mayoría de las autonomías considera que la situación ha mejorado en los últimos meses y solo las empresas extremeñas, aragonesas y catalanas creen que la situación ha empeorado. Lo mismo ocurre con las previsiones futuras: todas confían en que la mora bajará en los próximos meses a excepción de las navarras y las andaluzas.

Por tipo de empresas, las micropymes -de 1 a 9 empleados- son las que menos tardan en saldar sus deudas (73,4 días), seguidas de las pequeñas compañías -de entre 10 y 49 trabajadores- (80,3) y las medianas (82,3), que cuentan con entre 50 y 249 profesionales. "Las microempresas son las que más respetan los plazos medios de pago. A medida que crece el tamaño de las empresas se dilatan los plazos de pago a los acreedores", explica el informe de Cepyme.

Mientras, el estudio revela que las microempresas son las que perciben la mayor mejoría de la morosidad, mientras que las medianas consideran que ha mejorado "muy ligeramente". Mientras, las pequeñas prevén que la mejora en los próximos meses sea "prácticamente idéntica a la de los primeros meses del año".

Por sectores, el que tarda más en pagar a sus proveedores es el textil (94,7 días) y también el único que elevó el plazo en el primer trimestre del año. A continuación aparece la construcción y promoción, con una media de 92,3 días, casi 30 más que la distribución alimentaria, que salda sus deudas en 64,8 días.

"La naturaleza de estas actividades -caducidad de productos, estacionalidad, necesidades de financiación de circulante y hábitos adquiridos en las relaciones entre proveedores y clientes- y el nivel de concentración de estas industrias son los factores que explican este comportamiento dispar", concluye el Boletín de Morosidad y Financiación Empresarial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine