ÚLTIMA HORA
Abatido el presunto asesino de al menos tres personas en Teruel

Industria endurece la puja eléctrica de la que depende la continuidad de la factoría de Alcoa

El Gobierno oferta menos incentivos que el año pasado cuando la planta de A Grela ya estuvo a punto de cerrar. La multinacional se muestra "sorprendida y preocupada"

29.08.2015 | 18:50
Protesta de trabajadores de Alcoa, el año pasado, por la calles de A Coruña.

La Secretaría de Estado de Energía publicó ayer la resolución por la que establece el número de bloques de electricidad que sacará a concurso en la subasta de la interrumpibilidad -los incentivos a las empresas electrointensivas a cambio de que reduzcan o suspendan su consumo cuando el sistema no logra atender la demanda- de la próxima semana y, para sorpresa de los trabajadores y la dirección de la aluminera estadounidense Alcoa, redujo a ocho los bloques de 90 megavatios (MW). En la primera subasta del año pasado el Gobierno sacó a concurso nueve bloques de 90 MW -a los que aspiran las grandes consumidoras, mejor remunerados- y hubo 12 postores que pujaron por ellos, quedando Alcoa como la gran perdedora del proceso.

La multinacional aspiraba a lograr seis bloques de 90 megavatios -cuatro para la fábrica de San Cibrao (Lugo), uno para la de A Coruña y otro para la de Avilés- y solo logró tres, todos para la factoría lucense. Por este motivo, la compañía anunció que cerraría las fábricas coruñesa y asturiana, decisión que rectificó tras la celebración de una segunda subasta.

La decisión de la Secretaría de Estado de Comercio "sorprende y preocupa" a la dirección de Alcoa, que recuerda que el resultado de la subasta del año pasado fue "insatisfactorio" y que en esta ocasión "hay un bloque de 90 MW menos". Y todo ello cuando el Boletín Oficial del Estado cifraba entre siete y trece los paquetes de 90 megavatios que podrían salir a concurso. "El Gobierno se ha quedado en la parte baja", remarcaron fuentes de Alcoa. "Habrá que esperar a ver el resultado de la subasta la próxima semana. El año pasado la empresa ya decidió seguir operando las plantas [de A Coruña y Avilés] en esas condiciones de mercado pese a que no iban a tener beneficios pero ahora, por encima, las condiciones de mercado han cambiado", añadieron los responsables de la aluminera.

Los trabajadores de la planta de A Grela también recibieron con sorpresa la decisión del Ejecutivo y aseguraron estar "en tensión" a la espera del resultado de la puja. "Está claro que si sacase a concurso 13 bloques estaríamos más tranquilos, pero el Gobierno dispone de información que nosotros desconocemos", explicó el presidente del comité de empresa de la planta de Alcoa en A Coruña, Juan Carlos López Corbacho.

Entre esa información con la que cuenta el Ministerio de Industria y que los interesados en la subasta ignoran está el número de candidatos que hay para esos bloques. Si ocurre como el año pasado y hay 12 candidatos para ocho bloques se cumpliría la "catástrofe" que teme la plantilla coruñesa, pues podría derivar en el cierre de la planta de A Grela.

Si la oferta y la demanda está más ajustada (ocho bloques para ocho o nueve aspirantes) la situación sería "salvable". El comité de empresa de A Coruña confía además en que la aluminera haya aprendido "de los errores del pasado" y este año "entre a competir convenientemente" por los bloques de 90 megavatios.

De hecho, la plantilla y el Gobierno culparon a la propia Alcoa del mal resultado obtenido en la primera subasta de 2014, al entender que no hizo "lo suficiente" para lograr los paquetes de energía interrumpible de mayor valor que precisaba.

Un buen resultado en la subasta de la próxima semana, sin embargo, ya no es una garantía de futuro para las plantas españolas de Alcoa, según explicó el máximo directivo de la firma en España, Rubén Bartolomé, esta semana. La causa, la caída del precio del aluminio en el mercado mundial por la entrada de grandes cantidades de producto de China. Un resultado malo sería prácticamente certificar el cierre de factorías como la coruñesa.

Los sindicatos, sin embargo, reclaman un compromiso a futuro de la multinacional aluminera en caso de que logre unas buenas retribuciones en la subasta de la semana que viene y que la continuidad de la fábrica coruñesa quede garantizada. De hecho, en los últimos meses ya exigieron un plan de inversiones a largo plazo en las plantas españolas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine