El tibio adiós público a Ruiz-Mateos

El presidente de la patronal, de la Cámara de Comercio o la dirección del Rayo lamentan su muerte, pero se niegan a analizar su trayectoria

08.09.2015 | 01:07

Rodeado siempre de polémica, pocos fueron los pésames públicos que ayer recibió la familia del industrial José María Ruiz-Mateos. Algunos empresarios o la dirección del club de fútbol Rayo Vallecano -del que durante años fue máximo accionista- no dudaron en lamentar el fallecimiento del empresario andaluz, pero eso sí, se mostraron cautos a la hora de hacer balance de su trayectoria.

En esta línea, los presidentes de la patronal CEOE, Juan Rosell, y de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, dieron ayer el pésame a la familia del empresario jerezano José María Ruiz-Mateos, pero eludieron hacer comentarios sobre su figura empresarial. Rosell aseguró que "no es el momento de hacer balances sobre lo que ha sido y lo que no ha sido Ruiz-Mateos, sino de dar consuelo a la familia y que descanse en paz".

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de España señaló que Ruiz-Mateos ha sido una "persona que tuvo un protagonismo muy importante en distintas fases de lo que todos hemos vivido". "En estos momentos hay que dejar que descanse en paz y dar el pésame a la familia y que aquí se quede el asunto", resaltó.

El presidente del grupo Villar Mir y OHl, Juan Miguel Villar Mir, también lamentó ayer el fallecimiento de Ruiz-Mateos - "como la de cualquier ser humano", señaló- y calificó negativamente la poca solvencia financiera que daba a las estructuras de las empresas que adquiría. Eso sí, lamentó la expropiación de Rumasa al asegurar que no fue hecha con arreglo a derecho.

Desde el club Rayo Vallecano también transmitieron sus "más sinceras condolencias a los amigos y familiares" de José María Ruiz Mateos. "El Rayo Vallecano transmite sus más sinceras condolencias a sus familiares y amigos. Descanse en paz", señala el comunicado emitido por el club madrileño del que fuera presidente.

El empresario José María Ruiz-Mateos, que fue propietario del Rayo Vallecano durante dos décadas, también ejerció como presidente del club entre 1991 y 1994 y, aunque hasta 2011 fue el máximo accionista, durante los otros diecisiete años la presidenta fue su mujer, María Teresa Rivero.

Ya en la intimidad, familiares y amigos de José María Ruiz-Mateos se acercaron ayer a la residencia Hermanitas de los pobres de El Puerto de Santa María (Cádiz) para despedir al empresario, fallecido en el hospital de la localidad a los 84 años.

La familia del empresario ha decidido instalar el velatorio con los restos del empresario en esta residencia de ancianos para hacer esta despedida en la intimidad, según fuentes del centro.

El empresario gaditano será enterrado hoy en la Iglesia Nuestra Señora de la O de Rota, su localidad natal, tras una misa que será oficiada por el Obispo de Asidonia-Jerez, José Mazuelos, según confirmaron fuentes del Obispado. En esta iglesia la familia Ruiz-Mateos dispone de un columbario en el que están los restos de la madre de Ruiz-Mateos.

José María Ruiz-Mateos fue declarado en el 2006 hijo predilecto de esta localidad, aunque hace un año el PSOE de Rota, entonces en la oposición y hoy en el gobierno de la localidad pidió que, debido a sus procesos judiciales, le fuera retirado este título.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine