La jubilación más tardía

Los trabajadores españoles se retiran a edades mucho más avanzadas que italianos, alemanes y franceses, según la OCDE

15.09.2015 | 18:22
Jubilados sentados en los bancos de un parque.

El freno del Gobierno a los retiros anticipados y a la jubilación parcial (al contrato relevo) ya está provocando que los trabajadores nacionales estén retrasando año tras año su salida del mercado laboral, hasta el punto de que los españoles ya se jubilan a edades mucho más avanzadas que los italianos, alemanes y franceses, según un estudio de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas). El descenso es considerable si se comparan los datos con 10 años antes

La edad de jubilación se está retrasando y el retiro anticipado se modera pese a que la crisis económica podría haber provocado un aumento de las prejubilaciones, según revela un informe de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas). Esto se debe, en parte, a que la necesidad de prolongar la vida laboral figura en la agenda de muchos países europeos. En España, los gobiernos han promovido medidas para frenar la jubilación anticipada, lo que contribuyó a un aumento "lento, pero ininterrumpido" de la edad media efectiva de jubilación.

Según los últimos datos disponibles de la OCDE, en 2012 la edad media efectiva de jubilación era de 62,3 años en los hombres y de 63,2 en las mujeres, más que Alemania (62,1 y 61,6), Grecia (61,9 y 60,3), Italia (61,1 y 60,5) y Francia (59,7 y 60), aunque sin llegar a las tasas de Holanda (63,6 y 62,3), Reino Unido (63,7 y 63,2), Suecia (66,1 y 64,2) y Portugal (68,4 y 66,4).

Además, según cálculos basados en la Encuesta de Población Activa (EPA), el porcentaje de jubilados de entre 53 y 64 años bajó desde el 14% de 2005 al 11% de 2014, con un descenso más acusado entre los hombres. Así, hace diez años, un 20% de los que tenían de 53 a 64 años se declaraba jubilado, porcentaje que cayó cinco puntos, hasta el 15% en 2014. Entre las mujeres de la misma edad, el porcentaje ha permanecido prácticamente estable en torno al 6 o 7%.

La publicación de Funcas también analiza la magnitud y características del gasto en protección social en España y concluye que el porcentaje en términos de PIB (17,6%) en el año 2013 fue muy inferior al de países como Dinamarca (25%), Finlandia (24,9%), Francia (24%), Suecia (22,6%) o Italia (21%). Sin embargo, se situó al nivel de Noruega (17,5%), Holanda (17%) y Reino Unido (16,9%).

Las mayores diferencias, según el informe, se observan en el peso de las funciones de la protección social, ya que las prestaciones por desempleo y supervivencia absorben en España más recursos que la media de la UE mientras que al apoyo a familias y niños, y la lucha contra la exclusión social se dedican comparativamente muy pocos recursos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine