El trucaje de las emisiones afecta a 3,3 millones de coches Audi y Skoda

Las acciones del consorcio alemán Volkswagen encadenan otra caída (-7,46%) tras el relevo en la cúpula directiva

29.09.2015 | 01:07

Alrededor de 2,1 millones de vehículos de la firma automovilística Audi y 1,2 millones de Skoda incorporan el software que manipula las emisiones de los motores diésel de parte de los vehículos del consorcio alemán Volkswagen, según reconocieron ayer representantes de las citadas filiales sobre el escándalo que sacude el sector automovilístico europeo. Según informó un portavoz de Audi, más de 1,42 millones de automóviles de la firma de los cuatro aros están afectados por el polémico trucaje en Europa Occidental, de los que 577.000 unidades se concentran en Alemania. Asimismo, explicó que del total de unidades de Audi que montan este propulsor con el software para manipular las emisiones durante los tests, 13.000 se vendieron en EEUU. El mismo portavoz de la compañía resaltó que los modelos que montan dicho software son el A1, el A3, el A4, el A5, el A6, el TT, el Q3 (que se fabrica en Barcelona) y el Q5.

Volkswagen reconoció la semana pasada que son once millones los vehículos afectados en todo el mundo, pero hasta ahora no informó con precisión sobre las marcas de todos los coches trucados y las cifras no son claras. De esos once millones, cinco millones son de la marca Volkswagen. Faltan por conocer los detalles sobre Seat y la división de vehículos comerciales.

El grupo Volkswagen reconoció que engañó de forma sistemática, al menos desde 2009 hasta 2014, al instalar un software en motores diésel que permite al vehículo reconocer que está pasando una prueba y trucar las cifras de emisiones de óxido de nitrógeno.

Las acciones de Volkswagen cayeron ayer un 7,46% en Bolsa, después de que el pasado viernes la compañía nombrara a Matthias Müller nuevo presidente como sustituto del primer ejecutivo Martin Winterkorn. Los títulos de la multinacional germana cerraron ayer a un precio de 99,3 euros, ocho euros menos que al cierre del pasado viernes. Desde mediados de septiembre, la cotización del gigante alemán se hundió más de un 40%.

El nuevo presidente de Volkswagen, Matthias Müller, dijo ayer que ve la compañía "ante la mayor prueba en la historia", en vista del escándalo y afirmó que trata recuperar "la confianza perdida", para lo que necesita "una explicación consecuente y sin miramientos".

La Comisión Europea, por su parte, reconoció que el escándalo de Volkswagen suscitó dudas de credibilidad sobre Europa mas allá del fabricante alemán.



Haz click para ampliar el gráfico

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine