Galicia es la comunidad donde es más difícil hacer negocios, según el Banco Mundial

Un estudio sobre las trabas a la actividad empresarial la sitúa a la cola en facilidad para abrir una empresa, para obtener un permiso de construcción, registrar propiedades y obtener conexión eléctrica

30.09.2015 | 00:38

Si un emprendedor escogiese dónde abrir su empresa en función de los estudios que el Banco Mundial realiza cada año sobre las trabas a la actividad económica, jamás lo haría en Galicia. La gallega es la comunidad peor situada en el ranking español -por debajo incluso de Ceuta y Melilla- de territorios por la facilidad que ofrecen para desarrollar negocios. El estudio Doing Business en España mide el entorno para el desarrollo de nuevos proyectos empresariales en función de cuatro variables: las facilidades para abrir una empresa, para la obtención de un permiso de construcción, para lograr la conexión eléctrica y para registrar propiedades.

El servicio de estudios del Banco Mundial realiza este análisis en todo el mundo y cada año elabora un ranking por países. Ésta es la primera vez que lo desarrolla dentro del territorio español, a petición del Ministerio de Economía y financiado por el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX).

Galicia ocupa el último lugar en la clasificación general, pero también en la obtención de los permisos constructivos y el registro de propiedades. Es la cuarta en la que es más complejo abrir una empresa, sólo por detrás de Navarra, Ceuta y Melilla y en lo que obtiene el mejor puesto -el número trece del ranking estatal o el séptimo por la cola- es en la facilidad para lograr una conexión eléctrica. Es más difícil en Ceuta, Canarias, Melilla, Aragón, Murcia y Andalucía.

Como destacan sus autores, la clasificación general no guarda relación alguna con el tamaño de las poblaciones o territorios analizados. De hecho, la clasificación general la encabezan La Rioja, Madrid y Navarra, y los puestos cuarto y quinto son para la Comunidad Valenciana y Extremadura. El Banco Mundial no tiene en cuenta otros aspectos, como el tamaño del mercado, la capacitación de la mano de obra o la financiación; simplemente analiza las trabas o la ausencia de ellas.

Galicia y Murcia son las dos únicas autonomías que no presentan resultados por encima de la media en ninguna de las cuatro variables analizadas. De hecho la comunidad gallega sale de última en dos de ellas y en el último tercio de la clasificación en las otras dos, pero esa no es la tónica general. Los expertos del Banco Mundial atribuyen esta disparidad a que en cada comunidad "se han desarrollado buenas prácticas que se pueden replicar en otros lugares". Por ejemplo, Andalucía es la comunidad en la que es más fácil abrir una empresa porque es de los territorios que más usa la plataforma telemática Circe, lo que simplifica la tramitación. Además Sevilla, que es la ciudad que se toma como referencia, tiene unas tasas municipales más bajas. La Rioja lidera la clasificación en la facilidad para obtener permisos de construcción porque la licencia de obra "se obtiene más fácilmente y por un menor coste y se puede solicitar evitando varios trámites previos". Cataluña destaca por su facilidad para conectarse a la red eléctrica "gracias a la autorización simplificada de la instalación eléctrica" y a que no son necesarios los visados colegiados. Registrar propiedades es más sencillo en Ceuta y Melilla porque tienen el impuesto sobre transmisiones patrimoniales más barato. Doing Business en España compara los resultados de las comunidades con otras 188 economías analizadas en la edición mundial del estudio.

Los expertos toman Vigo como referencia de Galicia -por ser la ciudad más poblada- y la sitúan en todos los resultados por debajo del promedio español y a una enorme distancia de la media europea. En dos de las cuatro variables, la facilidad para obtener permisos de construcción y para la conexión eléctrica, la comunidad gallega está entre las 25% peores las economías del mundo. Doing Business en España destaca que ninguna comunidad española está entre las 25% mejores economías del mundo en cuanto a la obtención de permisos de construcción, un hecho que atribuye al coste: la media española supera al promedio de las economías de altos ingresos de la OCDE y es más del doble de lo que se abona en Europa. Y el precio del registro de propiedades y de la conexión eléctrica supera en un 75% lo que de media se paga en el continente.

Pese a las nuevas normas para incentivar la actividad y lograr abrir una empresa en 24 horas, en España son necesarios el doble de trámites y tiempo que la media de los países de la OCDE de más ingresos.

El informe analiza además las facilidades para el comercio exterior desde Madrid y a través de los cinco puertos españoles más importantes en volumen de tráfico de contenedores; Vigo, Bilbao, Barcelona, Valencia y Algeciras. Los expertos destacan el buen nivel de los cinco puertos a nivel internacional, pero Bilbao y Vigo son los que exigen más documentos para entrar o salir. El vigués es el segundo más caro por detrás de Barcelona para mover un contenedor de 20 pies.



Haz click para ampliar el gráfico

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine