Los bancos ofrecen a sus clientes cambiar las cláusulas suelo por hipotecas a tipo fijo

Las entidades financieras intensifican la negociación con los afectados ante las sentencias en contra y la expectativa de una intervención del Gobierno o de Europa

15.10.2015 | 00:42

Cláusulas suelo por tipos fijos. Esta es una de las permutas que están ofreciendo algunas entidades financieras a los clientes afectados por esta barrera que la banca estableció en los contratos hipotecarios para protegerse de la bajada del Euribor. El objetivo de los bancos es eludir los tribunales, donde pierden la mayoría de los casos. Los jueces están dando la razón de forma sistemática a los afectados y, como marcó el Tribunal Supremo, obligando a devolver el dinero cobrado de más desde mayo de 2013. El Gobierno, además, estudia obligar al sector a eliminar estas cláusulas como un golpe de efecto antes de las elecciones generales del 20 de diciembre. De ahí que muchas entidades apuren las negociaciones con los afectados para aminorar el impacto en sus cuentas. Una situación que denuncian asociaciones de consumidores como Adicae, que la semana pasada pidió a los usuarios que no acepten las ofertas "engañosas" de las entidades financieras.

El cambio puede ser rentable para aquellos que tengan un crédito hipotecario con un plazo largo de amortización por delante, pero no para los que están a pocos años de librarse de la carga del préstamo, según el análisis de las asociaciones de consumidores y de los propios bancos. El Euribor, el tipo de interés al que se concede la mayor parte de las hipotecas en España, está ahora en el 0,139%, el nivel más bajo de la historia. De ese descenso era del que trataba de protegerse la banca con las cláusulas suelo. Pero la previsión es que si la mejora de la economía se consolida, los tipos vuelvan a subir y, consecuentemente, el Euribor rebote y las cuotas de los hipotecados también lo hagan, explica el abogado de la Unión de Consumidores de España (UCE), José Antonio Ballesteros.

En este trueque de condiciones, la banca está ofreciendo tipos fijos de entre el 2,5 y el 3%. "Empiezan ofertando lo más alto, un 2,9% o así, pero si ven que el cliente lo rechaza y entra a negociar, bajan el porcentaje", destaca Ballesteros. Fuentes de las entidades financieras defienden que las condiciones ofrecidas son bastante beneficiosas para los clientes y recalcan que muchos aceptan el cambio de buena gana.



Haz click para ampliar el gráfico

Sin embargo, el abogado de la Asociación de Usuarios de Banca (Ausbanc), Juan Rodríguez-Ovejero, afirma estar "rotundamente" en contra de estas soluciones que la banca da a sus clientes. "Están actuando de mala fe", asegura. Y añade: "Lo que buscan las entidades es evitar que los jueces declaren nulas las cláusulas, como está pasando".

Mayoría de fallos favorables

Los magistrados fallan en una gran mayoría de los casos a favor de los afectados y, según apunta Ballesteros, muchos juzgados de primera instancia obligan a los bancos a devolver todo el dinero que habían cobrado de más a sus clientes por estas cláusulas desde el primer momento. Esas sentencias, sin embargo, suelen ser corregidas cuando llegan a las audiencias provinciales, que aplican el criterio del Tribunal Supremo que limita las devoluciones a mayo de 2013 con la intención de no dañar en exceso las cuentas de resultados del sector financiero español. Ballesteros apunta también que las entidades financieras se están apurando a negociar con sus clientes porque está muy cerca de publicarse una nueva sentencia del Tribunal Europeo que podría obligar a anular este tipo de cláusulas. Por eso la banca quiere tener los deberes hechos antes para evitar sustos. La completa desaparición de las cláusulas suelo socavaría la rentabilidad de las entidades. El canje por hipotecas a tipo fijo aligera ese riesgo para el banco y blinda a los clientes ante posibles subidas futuras del Euribor.

Los responsables de Adicae aseguran que el fin de las cláusulas suelo permitiría a "millones de familias al borde del impago" beneficiarse de las bajadas del Euribor, con un ahorro medio mensual de 200 euros, y evitaría "200.000 ejecuciones hipotecarias".

El pleno del Congreso de los Diputados aprobó ayer el real decreto ley que impide a los bancos el cobro de una doble comisión por sacar dinero en efectivo de los cajeros automáticos. La norma salió adelante con 189 votos a favor, uno en contra y 100 abstenciones.

Durante la defensa del real decreto ley, el ministro de Economía, Luis de Guindos, recordó que la norma fija un nuevo sistema de comisiones de los cajeros "más transparente y sencillo", que respeta "la inversión y el mantenimiento de la red, y ofrece un servicio más barato a los clientes", que nunca pagarán dos veces por el uso de este servicio.

La norma establece que desde el pasado 3 de octubre, cuando entró en vigor, las entidades financieras no pueden cobrar una doble comisión por sacar dinero en efectivo de los cajeros.

Sin embargo, la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) denunció ayer que la banca española incumple la normativa, por lo que requirió la intervención "inmediata del Banco de España". Adicae sostiene que desde el pasado 3 de octubre las comisiones que pagan los usuarios por retirar efectivo en cajeros distintos a los de su entidad deberían bajar, y que sin embargo, hay "un incumplimiento generalizado" por parte de los bancos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine