Los jueces también responsabilizan a las entidades de la venta de deuda de otras empresas

16.11.2015 | 00:51

Los herederos de dos hermanas de Lugo decidieron acudir a los tribunales para recuperar el dinero que las mujeres tenían retenido en preferentes en NCG (hoy Abanca), pero no solo de títulos de la propia entidad, sino también de participaciones de Unión Fenosa y Audasa que les habían colocado en la misma oficina. Casi 100.000 euros en total. El juzgado de Primera Instancia les dio la razón y exigió el reintegro del dinero de todos los productos y NCG recurrió porque no se sentía responsable de las preferentes de la eléctrica y de la sociedad concesionaria de la Autopista del Atlántico.

"El motivo debe rechazarse porque la parte apelante ostenta la condición de oferente y vendedor de un producto financiero en un mercado especializado, por lo que la circunstancia de que no sean de su titularidad no impide su legitimación pasiva para soportar las consecuencias de su acción", sentencia la Audiencia Provincial de Lugo.

Los magistrados rechazan también el resto de argumentos dado que el primer fallo se asienta "en virtud del error de consentimiento otorgado por la suscriptora", una enferma de alzhéimer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine