El gasto en nóminas desciende el doble que el beneficio empresarial

27.12.2015 | 02:07

La remuneración de los asalariados y el excedente bruto de explotación (dividendos, rentas, beneficios empresariales) son componentes de las rentas del PIB, que permiten ver cómo se hace el reparto de la riqueza que una economía genera durante un año. Entre 2008 y 2012, ambos inclusive, los ingresos de los trabajadores fueron superiores a los beneficios empresariales. Las nóminas tenían un peso del 46,9% -llegarían al 48% en 2009--, y superaron año a año las rentas de las empresas hasta 2013.

Si cogemos la evolución de los seis años de crisis, las rentas salariales sufrieron una caída del 12,6%, pero los beneficios solo se resintieron un 5%, según los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE). A cierre de 2014 el peso de las nóminas dentro del PIB fue del 44,6%, el segundo valor más bajo de la serie disponible. Si en 2008 la remuneración de los asalariados en Galicia ascendía a 27.832 millones de euros, el año pasado se quedó en los 24.312 millones. Este indicador acumula ya siete ejercicios a la baja. Así se explica también la caída progresiva del salario medio gallego en este sexenio, acreditada por la Agencia Tributaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine