Análisis

Trinidad Jiménez fichará por Telefónica y Pedro Sánchez no ve 'puertas giratorias'

Pablo Iglesias advierte al PSOE de que contratos como el de la exministra de Sanidad y Asuntos Exteriores "no son compatibles con un Gobierno de progreso"

09.02.2016 | 01:40
La exministra Trinidad Jiménez.

El fichaje de la exministra socialista Trinidad Jiménez por Telefónica ha reabierto de par en par el debate sobre las puertas giratorias entre la política y las grandes empresas. Y lo ha hecho, además, en plena negociación de un Gobierno para España encabezado por el PSOE.

El secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, defendió ayer el fichaje de Trinidad Jiménez por Telefónica y negó que sea un caso de puertas giratorias. Según dijo, conocía su intención de incorporarse a esta compañía y "lo hará como una trabajadora", en "ningún consejo de administración" ni nada que "tenga que ver con eso".

El diario El Mundo publicó ayer que Telefónica ultimaba el fichaje para un cargo ejecutivo de la que fue ministra de Sanidad y Política Social entre 2009 y 2010 y ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación entre 2010 y 2011 en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Según explicó ayer Pedro Sánchez en Radio Nacional de España, la propia Trinidad Jiménez le informó de su decisión después de las últimas elecciones generales, y señaló que la que respeta y que le ha deseado "la mejor de las suertes". Sánchez recalcó que no se puede considerar que sea una situación de puertas giratorias y resaltó que, en la actualidad, la ley de incompatibilidades fija un plazo de dos años y ella "lleva más de cuatro años sin ser ministra". "Tiene derecho a labrarse un futuro profesional", destacó Sánchez después de explicar que los socialistas quieren extender a los cinco años ese plazo.

Además, Pedro Sánchez afirmó que la exministra socialista -que en las pasadas elecciones decidió no repetir en las listas al Congreso- es una persona "honesta, decente" y "ejemplar en su compromiso con el servicio público". Añadió que con él tiene "muy buena relación".

La polémica del contrato de Trinidad Jiménez ha estallado en medio de los contactos para formar Gobierno en España. Podemos ya puso hace semanas como condición para poder llegar a un entendimiento con los socialistas la necesidad de que todos sus miembros dejaran los consejos de administración de empresas estratégicas, por lo que el fichaje de Telefónica podría suponer un obstáculo para la formación del gobierno de coalición que propone Podemos. "Si Trinidad Jiménez va a fichar por Telefónica que lo reconozcan, y les plantearemos que eso no es compatible con lo que queremos hacer, que es un Gobierno de progreso", avisó ayer Pablo Iglesias, líder de Podemos, que añadió que por cosas como esa, es necesario que Podemos esté en el Gobierno, para garantizar "con hechos" que es realmente un Ejecutivo "de progreso".

Desde el seno del PSOE también se escucharon ayer voces críticas. El secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, preguntado por el fichaje de Jiménez por Telefónica, se mostró contrario a las puertas giratorias y dijo que los ciudadanos tienen que ver que la política no puede servir como "trampolín" para ocupar puestos en empresas que puedan estar vinculadas a la Administración. Cornejo señaló que hay que ofrecer a la gente "señales claras y nítidas" de estar en contra porque "genera confusión y falta de credibilidad en la política y los políticos". En rueda de prensa, Cornejo subrayó que los socialistas son contrarios a las llamadas puertas giratorias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine