La Xunta, segunda mayor socia de Reganosa tras comprar otro 7% a Gas Natural por 9 millones

Es la segunda operación para asegurar el capital gallego tras los 7 millones que invirtió en 2010 para comprar la parte de Endesa y el Pastor - Fenosa vende tras limitar Competencia su poder en el consejo

09.02.2016 | 03:35
Vista aérea de la planta de Reganosa, en Mugardos

Gadisa adquiere otro 15% y se hace con el control de la regasificadora instalada en Mugardos, con un 50,69%

Por segunda vez desde que estalló la crisis, la Xunta acude al rescate de Reganosa. La Consellería de Economía, Emprego e Industria anunció ayer la adquisición de un 6,8% del capital de la regasificadora por 8,9 millones de euros, con lo que su participación en la planta instalada en Mugardos pasa del 17,5% que tenía hasta ahora a un 24,31%. La operación supone además que el grupo Tojeiro se haga con el control accionarial de Reganosa, con un 50,69% de los títulos tras la adquisición de otro 15%, a través de Gadisa y de Forestal del Atlántico. La sociedad que gestiona y explota los supermercados Gadis cuenta ahora con un 28,16% de la regasificadora y Forestal del Atlántico controla otro 22,53%.

Tanto la Xunta como Tojeiro ejercitaron el derecho de suscripción preferente que tenían como accionistas de Reganosa ante el deseo de Gasifica -la filial con la que Unión Fenosa Gas (90%) y Gas Natural Fenosa (10%) estaban presentes en la planta- de deshacerse de casi el 21,9% que tenía hasta ahora en la sociedad que la gestiona. La venta se produce como consecuencia de la conversión de la planta en el segundo transportista del sector en España. El permiso de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y la Comisión Europea a esa consideración exigía que los dos accionistas de la compañía con intereses en la actividad, Gas Natural Fenosa y la argelina Sonatrach, se quedaran al margen de la gestión, sin voto en el consejo y a la gasista de capital catalán no le interesaba mantenerse en ese papel y puso su parte en venta.

La Consellería de Economía, Emprego e Industria justificó ayer su decisión porque permite que la planta "continúe teniendo un capital mayoritariamente gallego", tras la desinversión de Gasifica.

La operación se completa con las adquisiciones, por parte de Gadisa y de Forestal del Atlántico, del resto de acciones de Gasifica, de modo que la primera alcanza el 28,16% del capital social y la segunda el 22,53%. El Grupo Tojeiro, que contaba con el 36% del accionariado, ahora pasa al 50,69%. Su inversión no ha sido detallada pero al menos asciende a unos 19,5 millones si pagó el mismo precio que la Xunta y no un extra por lograra el control.

En un comunicado, la Consellería destaca que el Gobierno gallego "mantiene su apuesta por este proyecto industrial estratégico", que supuso, según sus cifras, una inversión en infraestructuras energéticas de más de 1.000 millones de euros. "El objetivo es blindar una industria estratégica, con importantes inversiones a medio plazo, y que está llamada a convertirse en el hub -literalmente cubo en inglés, entendido como un centro de distribución de tráfico mercancía- del gas natural licuado del norte peninsular". La Xunta destaca además que este mercado energético tiene "un importante impacto" en otros sectores como el naval, en el ámbito de la construcción de nuevos buques suministradores, y en la reconversión de embarcaciones. El departamento que dirige Francisco Conde alude además al impacto sobre el Puerto, dado que el tráfico de gas natural licuado, "supone un factor fundamental que genera ingresos por más de 10 millones de euros anuales", y apunta también a la "oportunidad que supone para el sector pesquero".

La Xunta, recuerda, trabaja con Reganosa, la universidad, Navantia y la Autoridad Portuaria de Ferrol en el cumplimiento de la directiva comunitaria que recoge el mandato de crear una red de suministro de gas natural licuado como combustible en el transporte marítimo y que movilizaría inversiones por más de 150 millones de euros.

Este argumento ha sido esgrimido en diversas ocasiones por responsables del Ejecutivo autonómico, en respuesta a las advertencias de fuerzas políticas y colectivos sociales que alertan del supuesto peligro que supone la planta de Mugardos y la que empleó, por ejemplo, el director xeral de Industria, Enerxía e Minas, Ángel Bernardo Tahoces, en comisión parlamentaria el pasado octubre, cuando calificó de "legal, segura y absolutamente necesaria" la planta de Reganosa, en respuesta a una pregunta de Alternativa Galega de Esquerda (AGE).

Precedentes, en 2010

La operación anunciada ayer se produce después de otra similar protagonizada por la Xunta y Gadisa en 2010, para hacer frente a la salida de Endesa y el Banco Pastor del accionariado. La Xunta tenía entonces un 10% del capital, empatada con Caixa Galicia y la argelina Sonatrach. Caixanova y Banco Pastor contaban con un 5% y Endesa con un 21%. Cuando la eléctrica anunció un acuerdo con el fondo australiano Colonial First State, de Commonweath Bank, para la venta de su participación y las del Pastor y las dos cajas, el Gobierno gallego y Tojeiro acordaron hacer uso del derecho de suscripción preferente que le daban los estatutos para comprar ese 21% adicional.

Finalmente, el 20 de septiembre de 2010 confirmaron la adquisición del 21% de Endesa y del 5% del Pastor. La Xunta invirtió 7 millones de euros por el 7,5% del capital y el grupo Tojeiro, entre 14 y 18 para pasar del 18% al 36,5%. Las cajas vendieron sus participaciones (15%) a Colonial First State el 29 de noviembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine