El Igape abre el grifo del crédito en 2015 pero limita los avales para reducir riesgos

El año pasado dio 34 préstamos, más que en los últimos cuatro de crisis juntos n Si las firmas avaladas no pagan, podría perder 114 millones

03.03.2016 | 15:23
El director del Igape, Javier Aguilera.

Balance

  • Préstamos. En 2015 el Igape concedió préstamos a un total de 34 empresas. El año anterior habían sido solo cinco los beneficiarios y en 2012 y 2013 no se autorizó ningún crédito
  • Deuda pendiente. Un total de 137 empresas gallegas tienen préstamos pendientes de pago con el Igape. En total, adeudan a la Xunta 112,6 millones de euros
  • Avales. Desde 2011 el Igape solo concedió 15 avales a empresas gallegas. En 2015 únicamente se respaldó a dos firmas que pidieron préstamos por valor de 816.000 euros
  • Riesgo vivo por impagos. El riesgo vivo actual por posible morosidad de las empresas a las que avaló es de 114,2 millones de euros, un 20% menos que hace un año

Aunque el Igape es la principal herramienta económica de la Xunta, durante cuatro años -en plena crisis y cuando las empresas estaban más débiles- tuvo que reducir al mínimo la concesión de préstamos y avales. La razón es que, por un lado, vio recortado su presupuesto un 30% desde 2012 y además el Consello de Contas le advirtió del elevado riesgo que afrontaba por posibles impagos de las empresas a las que había avalado. En 2015, sin embargo, el Igape abrió de nuevo el grifo del crédito y concedió préstamos a 34 empresas, el mayor número de beneficiarios de su historia. Lo que aún mantiene a raya son los avales. El año pasado solo avaló a dos compañías. Esto le permitió reducir un 20% su riesgo por impagos.

Si al cierre de 2014 los posibles impagos de las empresas a las que había avalado el Igape podrían costarle a las arcas autonómicas 142 millones, a finales de 2015 este riesgo se reduce a 114,2 millones. Esto se debe a que en los últimos años el Instituto Galego de Promoción Económica (Igape) puso el freno a los avales como instrumento de apoyo económico a las empresas. En 2015 solo se avaló la concesión de préstamos de dos empresas por una cuantía de 816.000 euros. En 2014 fueron otras dos compañías a las que se apoyó para conseguir un crédito de 275.000 euros.

Con la concesión de menos avales y la recuperación económica que está ayudando a las empresas a saldar sus deudas con el banco, la Xunta ha conseguido minimizar los riesgos de impagos. Cuando en 2010 el Consello de Contas lanzó la advertencia de que se podía perder este dinero y comprometer las cuentas del Gobierno gallego, estaban en juego 300 millones. Ahora son solo 114,2 millones.

Los préstamos, sin embargo, no tienen tanto riesgo y el Igape decidió reactivarlos en 2015. Estos créditos a las firmas llegan, sin embargo, cuando pasó lo peor de la crisis.

Aunque en 2009 y 2010 el Igape siguió concediendo préstamos -24 el primero año y 32 al ejercicio siguiente-, a partir de esa fecha se redujeron notablemente. En 2011 solo hubo 11 empresas beneficiadas y en 2012 y 2013 no se autorizó ningún crédito nuevo. Y en 2014 el organismo dirigido por Javier Aguilera dio apoyo financiero solo a cinco empresas.

En 2015, en la recta final de la legislatura, hay un punto de inflexión y el instituto económico de la Xunta vuelve a apostar por los préstamos. Se concedieron a 34 empresas, aunque de momento solo se formalizaron 13, por un importe de 4,3 millones de euros, una cifra que ya supera la de los tres años anteriores juntos.

Las empresas deben en conjunto al Igape más de 112 millones por préstamos concedidos desde 2003.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine