Hacienda aprieta al deudor y a su cliente

Los embargos de créditos, frecuentes por la crisis, obligan a particulares y empresas a derivar sus pagos al Fisco - El particular puede ser responsable solidario si desoye el aviso

24.03.2016 | 10:55
Entrada a la delegación de la Agencia Tributaria en A Coruña.

Decenas de contribuyentes gallegos habrán recibido en algún momento de esta crisis una notificación de la Agencia Tributaria en la que se le informa de que los pagos que tienen pendientes con alguna empresa o profesional quedan embargados. Así empieza el llamado embargo de créditos, un procedimiento que Hacienda usa profusamente contra los deudores tributarios y en el que, además de ellos, quedan concernidos y sujetos a una disciplina singular los clientes del moroso, sean particulares o sociedades.





Siga leyendo la noticia en Orbyt, o suscríbase a La Opinión de A Coruña y tenga acceso completo a todas nuestras noticias sin límites.



Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine