Red Eléctrica estudia el trazado para tender la línea de alta tensión que reforzará A Coruña

El proyecto está previsto para 2020 y abrirá una segunda vía de suministro para la comarca - La subestación que mejorará A Costa da Morte entrará en servicio este año

18.04.2016 | 13:22
Torres de alta tensión de Eirís a A Coruña, durante las obras de retirada tras el soterramiento de la línea.

Construirá un nueva subestación en Abegondo de la que partirá el tendido hasta Eirís

Red Eléctrica de España, la empresa semipública que opera el sistema eléctrico español, trabaja ya en el diseño del trazado de la línea de alta tensión entre Abegondo y Eirís que prevé construir en 2020 y con la que A Coruña contará con una segunda vía de alimentación energética además de la que actualmente tiene entre Mesón do Vento y el Puerto -a través de Sabón y A Grela-.

Fuentes de Red Eléctrica explican que la compañía ha empezado a estudiar el posible trazado de la línea y los "pasillos" libres para una infraestructura que conlleva una tramitación muy compleja, por la afectación de terrenos, y los permisos e informes que deben realizar diversas administraciones; locales, autonómicas y nacional. Si REE logra su objetivo empezará la obra en 2019 y pondrá en servicio la línea en 2020 aunque esa compleja tramitación puede retrasar la ejecución.

El proyecto fue aprobado el pasado mes de octubre por el Consejo de Ministros dentro de la planificación de la red de transporte eléctrico 2015-2020, un documento que recoge las necesidades de los grandes ejes y líneas a construir en todo el territorio nacional para garantizar la seguridad de suministro (que no se produzcan apagones), alimentar las líneas de tren de alta velocidad y la evacuación de la electricidad desde las centrales de generación, especialmente exigentes en el caso de las renovables, por su número y dispersión en el mapa. En esa planificación se encuentran estas y otras obras previstas en Galicia con un presupuesto global de 308 millones, como la interconexión con Portugal o la línea entre Boimente (Lugo) y Pesoz (Asturias) que completará el eje de conexión de la comunidad con el Cantábrico, y entrará en servicio en octubre, como ya publicó este diario la semana pasada. El presupuesto para todo el país asciende a 4.500 millones de euros.

El proyecto de A Coruña incrementará la capacidad de suministro de la ciudad y su área en al menos un tercio sobre la actual y prevé una nueva subestación en el municipio de Abegondo, a medio camino de una de las tres autopistas eléctricas que atraviesan Galicia con una tensión de 400 Kilovoltios (kV) -entre Mesón do Vento, As Pontes y Xove (en Lugo)-. Esta subestación será doble, al conectar con esta vía en 400 kV y enlazar con Eirís en una línea de doble circuito (como de ida y vuelta) de 220 kV. Actualmente la subestación de Eirís sirve para reforzar la alimentación eléctrica de A Coruña y abastece la zona de Matogrande, Parque Ofimático y Monelos, entre otros barrios.

La infraestructura de Eirís se construyó hace algo más de dos años y su tendido hacia la ciudad se soterró el año pasado, con la retirada de la torre de alta tensión del Castro de Elviña. A Coruña dejará de depender con este proyecto de la subestación de Mesón do Vento, un enorme nudo de 220-400 kilovoltios que alberga además uno de los centros de mantenimiento de las redes de transporte de Galicia.

Desde allí parte la única línea que ahora existe a Eirís, también de 220 kV pero de un solo circuito. Además, una tercera línea une el centro ordense de un sólo circuito con dos subestaciones situadas en importantes centros de generación, como Meirama y Sabón, y desde el polígono arteixán continúa a la subestación 2 de A Grela y al puerto coruñés para enlazar y cerrar el anillo en Eirís.

Regoelle, para fin de año

REE acaba de iniciar las obras para construir una subestación en Regoelle (Dumbría) que reforzará el suministro de electricidad en A Costa da Morte y entrará en servicio a finales de este año. La obra, que tiene un presupuesto de 7 millones de euros, comprende la subestación y el tendido de dos pequeños tramos de líneas (de entrada y salida) en 220 kV de tensión y además de para garantizar la seguridad de suministro en la comarca, mejorará la conexión de las instalaciones de Ferroatlántica con la red.

REE destaca que la tramitación de este proyecto, que cerrará el anillo de abastecimiento a A Costa da Morte, se aceleró por el consenso social generado en torno a él gracias a la colaboración del alcalde de Dumbría.

Esta obra se completará (hacia 2019-2020, según REE) con la ampliación de esta subestación para permitir la evacuación de los parques eólicos proyectados en la comarca. Este segundo proyecto se considera necesario por la previsión de ese desarrollo renovable y sólo en el caso de que efectivamente se produzca. Antes de esa ampliación, la empresa semipública encargada de construir las redes de transporte eléctricas en España y de operar el sistema eléctrico, prevé "rehacer" la línea que conecta en 220 kV de tensión Mesón do Vento con Regoelle, ya que la actual es antigua y necesita mejoras de seguridad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine