"Esto va a ser un desastre industrial para toda Galicia", advierten los trabajadores

La instalación de Lugo da trabajo a 1.200 operarios, genera el 30% de la riqueza de la provincia y aporta 28 millones al año al Puerto de Ferrol

24.05.2016 | 12:45
Instalaciones de Alcoa en San Cibrao.

El proceso de venta de las plantas gallegas de Alcoa inquieta a los trabajadores más por las escasas inversiones que recibieron las factorías en los últimos 18 años que por su capacidad para ser viables. Si el comprador está dispuesto a invertir para mantener la actividad, las factorías podrían defenderse en el mercado, pero si busca una rentabilidad inmediata o las compra para cerrarlas, "será un desastre para la industria de España, y especialmente para Galicia", como asegura José Antonio Zan, secretario de la sección sindical de Comisiones Obreras en Alcoa San Cibrao.

La planta, ubicada a medias entre los municipios de Cervo y Xove, da empleo a más de 1.200 trabajadores directos y a otro medio millar indirectos; es el pulmón económico de la comarca de A Mariña y de parte de la provincia de Lugo. De hecho, genera el 30% del Producto Interior Bruto (PIB) de la provincia. Tiene capacidad para producir un millón y medio de toneladas de alúmina al año que se destina a producir aluminio en las plantas de A Coruña y Avilés y se vende a otros clientes. El año pasado obtuvo un beneficio neto de 71 millones de euros.

El impacto económico de su actividad, sin embargo, no sólo se circunscribe a la provincia de Lugo porque curiosamente sus instalaciones pertenecen al recinto portuario de Ferrol-San Cibrao lo que genera al puerto unos ingresos de 23 millones de euros al año. De hecho, es la dársena que más mercancías mueve de Galicia -y la undécima de entre los puertos españoles de interés general- gracias a la aportación de la planta de Alcoa.

El recinto de Xove es además uno de los mejores clientes de consumo eléctrico y un punto crítico para el abastecimiento de las redes de transporte de electricidad en toda Galicia. Su consumo actual -de 4 teravatios por hora (TWh)- supone un 20% del total comunidad gallega y representa el 1,5% del nacional. De hecho, Alcoa San Cibrao consume en exclusiva el equivalente a la producción de uno de los antiguos grupos de carbón de As Pontes, con 375 megavatios de potencia.

La planta de Xove fue además siempre un referente dentro de las que Alcoa tiene en activo, cuyo personal viajaba a otros puntos del planeta para transmitir su experiencia. De hecho "la joya de la corona" aún hoy es un ejemplo para el resto de los centros de Alcoa pero por motivos mucho menos positivos, según explica José Antonio Zan. En los últimos meses la planta vivió una situación límite, ya que dos de los cuatro transformadores de grandes dimensiones que necesita para funcionar se estropearon con quince días de diferencia. "Los operarios que vinieron a arreglar uno de ellos tardaron veinte días y tuvieron que bajar el amperiaje y la tensión a las series para mantener la fábrica en funcionamiento con un solo transformador. Las cubas de electrólisis hay que mantenerlas con cierta estabilidad y es la primera vez que se consiguió algo así en todas las plantas que tiene Alcoa en el mundo. Fueron los operarios, que los ingenieros aún no saben cómo lo hicieron", explica Zan.

Este es uno de los ejemplos que relatan los sindicalistas para explicar el bajo nivel de inversiones que Alcoa tiene en sus factorías. Alcoa San Cibrao espera para agosto un transformador nuevo -se hacen a medida en Turquía- que tenía que haber llegado en marzo y se retrasó para abaratarlo. El secretario de la sección sindical de CCOO en San Cibrao sostiene que la factoría de alúmina necesita otros dos transformadores de este tipo que cuestan 3,5 millones cada uno; en total, el 10% de lo que Alcoa ganó en este recinto el año pasado. "Parece que les cuesta hacer esta inversión, añade. Por eso a Zan nadie le quita de la cabeza que Alcoa pretende vender las fábricas después de haberlas exprimido económicamente y llevarse la antigua cartera de clientes que Inespal tenía cuando era una sociedad estatal para abastecerlos desde la planta saudí de Ma'aden. El acuerdo de venta de Inespal firmado entre la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y Alcoa preveía que el grupo estadounidense invirtiese 400 millones en diez años, pero según la plantilla, no se cumplió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine