España es el quinto país de la UE con el recibo eléctrico doméstico más caro

La tarifa es la tercera más alta en la clasificación de precio por poder adquisitivo - Los españoles son también los terceros que más pagan por el gas de uso residencial

28.05.2016 | 02:46
Torres de alta tensión.

España fue el quinto país de la Unión Europea (UE) con el precio de la electricidad doméstica más cara en la segunda mitad de 2015, con 23,7 euros por cada 100 kilovatios por hora, según los datos publicados ayer por la oficina comunitaria de estadística Eurostat. España solo es superada por Dinamarca (30,4 euros), Alemania (29,5 euros), Irlanda (24,5 euros) e Italia (24,3 euros). Si se analizan sin embargo los precios en función del poder adquisitivo (PPS) de los países, España asciende a la tercera posición de los más caros. Con respecto al coste de otros bienes y servicios, los precios de electricidad doméstica más bajos se dieron en Finlandia (12,3 PPS por cada 100 kilovatios por hora), Suecia (14,6%) y Luxemburgo (14,7%). En el otro lado de la balanza se situaron Portugal (29,3%), Alemania (28,3%) y España y Rumanía (26,5%, ambos).

La media europea de los precios de electricidad doméstica ascendió en la segunda mitad de 2015 a 21,1 euros por cada 100 kilovatios por hora y en la eurozona, en 22,1 euros. En España el precio el aumentó fue de un 0,1% en comparación con el mismo periodo de 2014, mientras en la UE fue de un 2,4% y en la unión monetaria un 1,3%.

España es además el tercer país con el precio de gas doméstico más caro, con 9,3 euros por 100 kilovatios por hora en el mismo periodo, de acuerdo con las cifras del instituto estadístico europeo. Solo en Suecia (11,7 euros) y en Portugal (9,8 euros) el precio del gas doméstico era más alto.

En España el precio del gas cayó un 2,9 % en la segunda mitad de 2015 frente al mismo periodo de 2014. En este caso, la media del precio del gas en la Unión Europea fue de 7,1 euros por cada 100 kilovatios por hora y de 7,6 euros en la eurozona. Los precios retrocedieron de media un 1,7% en la UE y un 3,4% en la eurozona.

En cuanto a los precios de la electricidad, en la UE éstos han aumentado desde 2008 un 14%, según Eurostat. Entre los estados miembros, los precios variaron desde los 9 euros por cada 100 kilovatios por hora en Bulgaria hasta más de 30 euros en Dinamarca.

En lo que respecta al gas, los precios se han incrementado desde 2008 una media de un 35% en la UE. En este caso los precios alcanzaban desde los 3 euros por cada 100 kilovatios por hora en Rumanía y Hungría hasta los casi 12 euros en Suecia.

Los mayores aumentos en los precios de la electricidad doméstica se registraron en Letonia (26,8%), Bélgica (15,1%) y Bulgaria (6,9 %). Los mayores descensos se observaron en Chipre (22%), Lituania (5,8%) e Irlanda (3,2%).Los impuestos y gravámenes representaron de media el 33% de los precios de la electricidad en la UE en la segunda mitad de 2015 y el 23% de los del gas. En lo que respecta a la electricidad, la proporción de impuestos y gravámenes asociados variaron significativamente entre los estados miembros, desde el 69% en Dinamarca, el 52% en Alemania y el 50% en Portugal al 5% en Malta y el Reino Unido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine