Madrid acogerá en otoño el último juicio por la inversión de firmas gallegas en NCG

La vista previa en la que se marcará la fecha está prevista para octubre, casi dos años después del primer proceso - La juez de A Coruña que recibió la demanda se inhibió a favor de uno de la capital

12.06.2016 | 03:37
José Eduardo Álvarez-Naveiro, asesor jurídico de Abanca y el empresario Manuel Añón en el último juicio por NCG celebrado en A Coruña.

Egasa e Igalux Innova reclaman al fondo de rescate bancario y a la entidad los 2,5 millones perdidos

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y Abanca, entidad heredera del banco creado con la fusión de las cajas gallegas, enfrentarán en octubre la última batalla judicial promovida por los empresarios gallegos que en 2012 invirtieron 71 millones de euros en Novagalicia y perdieron en diciembre de ese mismo año, cuando el Gobierno pidió el rescate a Europa. La inyección de un salvavidas de 5.425 millones de euros a través de una operación acordeón -reducción del capital a cero seguida de una ampliación por el importe del rescate- hizo desaparecer la apuesta de quienes fueron llamados a salvar la galleguidad del banco. La vista previa -y preparatoria- del último juicio se celebrará en octubre, y en ella se marcará la fecha de la vista que Egasa y Igalux Innova promueven contra el FROB y Abanca.

Son las únicas dos empresas que quedaban por librar la batalla en los tribunales para recuperar, en su caso, un total de 2.516.919,6 euros. Sus argumentos, como los de los empresarios de los juicios celebrados hasta ahora, son que fueron invitadas a participar en el capital de un banco saneado con dinero público y viable con documentación contable que respaldaba esa buena salud.

Las dos firmas están representadas por el mismo bufete madrileño -SLJ Abogados- que defendió la causa de las otras empresas; entre ellas, Gadisa, Hierros Añón o Hijos de Rivera. Egasa e Igalux Innova acuden juntas en este caso para defender su condición de inversores minoristas, no profesionales, frente a otras grandes compañías que protagonizaron los anteriores pleitos, pese a lo que alguna de ellas, como Ranebe 2003, tenía esta misma categoría y así lo reconoció la sentencia favorable del pleito, que la firma ourensana libró con Inveravante y Rodman. La titular del juzgado de Primera Instancia número 1 dictó que el FROB les devolviese 8,5 millones, aunque el fallo fue revocado por la Audiencia Provincial esta misma semana. Las firmas prevén recurrir al Supremo.

La demanda de Igalux Innova y Egasa fue presentada ante los juzgados de Primera Instancia de A Coruña, aunque la juez a la que tocó en reparto se inhibió al entender que la causa debería resolverse en Madrid, sede del FROB, y no en A Coruña, donde tenía su domicilio social NCG. Fue la única que mantuvo este criterio ya que las titulares los juzgados de Primera Instancia números 1, 2 y 5, donde se celebraron los otros cuatro procesos, asumieron las causas como propias. La sobrecarga de los juzgados madrileños ha demorado la tramitación del pleito que, como muy pronto, se resolverá dos años después de la primera vista, celebrada el 11 y 12 de noviembre de 2014. Aquel día arrancó el proceso promovido por Hijos de Rivera, Inversiones Gallegas del Cable, Concable, Inversiones Subel (de Luis Fernández Somoza), Río Breiro (Jealsa), Coren y Copasa, que reclamaban 20 millones de euros y que hace un mes recibieron la segunda negativa judicial y ya han recurrido al Supremo.

El siguiente juicio, protagonizado por el presidente de Gadisa, se celebró en los días siguientes, el 13 y 14 de noviembre de 2014. Roberto Tojeiro exigía los 10 millones que había invertido, y la juez le dio la razón apenas quince días después, el 1 de diciembre siguiente, pero el FROB recurrió ante la Audiencia Provincial y logró darle la vuelta al fallo, impugnado por el empresario ante el Supremo.

El 20 y 21 de noviembre le tocó el turno a Inveravante, Ranebe 2003, Rodman, Santiago Rey Fernández-Latorre y José Luis Vázquez Mariño, que exigían la devolución de 8,5 millones de euros invertidos y la juez que llevó el caso -la misma que en el de Gadisa- les dio la razón, aunque la Audiencia, como en el caso de la firma de Tojeiro, se la acaba de quitar.

Los que no recurrieron

El último proceso en celebrarse antes del que tendrá lugar en Madrid fue el de Hierros Añón, del empresario Manuel Añón, que fue quien más capital perdió en NCG, nada más y nada menos que 25 millones. La titular del juzgado de Primera Instancia número 2 falló a favor del fondo de rescate bancario y el empresario recurrió a la Audiencia Provincial, pero la sentencia está pendiente.

La única empresa que de momento no ha reclamado en los tribunales es Climagal, que perdió en NCG un millón de euros. El expresidente de la entidad, José María Castellano y su exconsejero delegado, César González-Bueno se dejaron 1,5 millones más que reclamaron, aunque de momento no por vía judicial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine