Los trabajadores perdieron en cinco años 12.500 millones en horas extras no pagadas

España crearía 156.000 empleos de abonarse el exceso de jornada - El perfil del empleado sometido a esta práctica es directivo, indefinido y a tiempo completo

24.08.2016 | 02:36
Manifestación en Santiago contra la reforma laboral, a la que los sindicatos atribuyen el exceso de jornada.

Los trabajadores dejaron de percibir más de 12.500 millones de euros entre 2010-2015 por las horas extras no pagadas, mientras que para la Seguridad Social supuso una merma de 3.500 millones de euros, en forma de cotizaciones no pagadas, según estimaciones de UGT, que atribuye que la reforma laboral de 2012 "ha facilitado la explotación laboral y la realización de horas extras no pagadas", según la secretaria ejecutiva confederal de UGT, Isabel Araque.

El sindicato advierte de que mientras las horas extras no pagadas se incrementaron un 33,5% entre 2010 y 2015, hasta los 797 millones de horas, las retribuidas se redujeron un 13,8%. Este repunte ha hecho que los trabajadores dejasen de recibir unos salarios de 12.500 millones de euros en ese período que legítimamente deberían haber percibido, así como una merma en las arcas de la Seguridad Social de unos 3.500 millones de euros en forma de cotizaciones no pagadas.

Comisiones Obreras por su parte alertó ayer de que el 56% de las horas extras realizadas en España no se pagan y calcula que serían suficientes para crear 156.000 nuevos puestos de trabajo, de no hacerse. El sindicato advierte de que la mayor parte de estas horas se concentra en el sector servicios, donde existe una menor presencia sindical que en la industria, el energético, industrial o de la construcción. De hecho si en 2008 el 47% del exceso de jornada de los servicios no estaba retribuida, en 2015 era el 60%.

El economista del gabinete técnico confederal y responsable del estudio, Luis Zarapuz, explica que la evolución de las horas extras no pagadas muestra "un aumento de la explotación laboral durante la crisis, que se ha consolidado en el inicio de la recuperación económica". Araque, de UGT, lo achaca a la presión que ejerce el elevado desempleo sobre los trabajadores, que hace que "se vean obligados a aceptar condiciones laborales cada vez más desfavorables por el miedo a no salir de la situación de desempleo o a caer en ella". CCOO advierte sin embargo de que esta práctica ilegal se da sobre todo en empleos indefinidos y con jornada a tiempo completo. Zarapuz define el perfil del trabajador que realiza horas extras como hombres, asalariados privados del sector servicios, con contrato indefinido, jornada a tiempo completo y que desempeñan una ocupación laboral de técnico o directivo, "un perfil mayoritario que no corresponde al tradicionalmente asociado a la precariedad laboral", añade.

La secretaria ejecutiva confederal de UGT atribuye también el aumento de las horas extras no pagadas a la reforma laboral de 2012 que a su juicio "desequilibró la correlación de fuerzas en la negociación colectiva de manera drástica" y al auge del contrato a tiempo parcial durante la crisis, que con la regulación dada por la reforma laboral de 2012 permitía la realización de horas extraordinarias. Precisamente porque esta situación daba lugar a abusos, en diciembre de 2013 se prohibieron las horas extraordinarias en los contratos a tiempo parcial, que solo pueden preverse como "horas complementarias", y ser pactadas de antemano en el contrato.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine