Zara abre una calle en pleno centro de A Coruña

Inditex rinde homenaje a su ciudad de origen en la primera macrotienda de su cadena estrella en Galicia

01.09.2016 | 12:34
Zara abre una calle en pleno centro de A Coruña

El proyecto recupera las galerías y adaptó su estructura para proteger los restos de la muralla

El centro de A Coruña estrena hoy una nueva calle que lleva el nombre de Zara. Al menos así le gusta ver al grupo Inditex el bajo de la tienda, la primera flagship store o local emblemático de la marca en Galicia, que a las diez de esta mañana abrirá sus puertas bautizada como Zara Compostela, entre esta vía del Ensanche coruñés y Sánchez Bregua. Una suerte de bulevar, una "nueva calle cubierta que une directamente la agitación de la vida comercial" del área de plaza de Lugo con "la serenidad de los espacios abiertos de Méndez Núñez", como destaca en la memoria del proyecto, presentado ayer ante decenas de periodistas mientras otros tantos potenciales clientes intentaban traspasar las puertas y descubrir un secreto muy bien guardado en el que la multinacional gallega trabaja desde hace cuatro años.

La formidable rehabilitación desarrollada por la arquitecta coruñesa Elsa Urquijo en los números 3 y 5 de la calle Compostela y 1 y 2 de Sánchez Bregua dio lugar a un solemne edificio que recupera las fachadas originales y las galerías de ambas calles y alberga una espectacular tienda de 4.900 metros cuadrados de superficie total y 2.400 de espacio comercial distribuidos en bajo y seis pisos. Una de las más grandes de España.

La planta baja y las dos primeras se destinan a la moda femenina (Las colecciones Woman, Trafaluc y Basic, por este orden); la tercera es de moda infantil y la cuarta, de caballero. El quinto y sexto piso son almacenes y espacio para los 90 empleados que tendrá desde hoy el nuevo local, procedentes de otras tiendas que cierran también hoy.

Las fachadas principal y posterior son sin embargo muy discretas, sólo unos pequeños rótulos de Zara advierten al transeúnte. Los únicos escaparates están de hecho en la tercera fachada de la tienda, en plaza de Mina, antigua sede de la tienda de Loewe y mucho antes, del Cantón Bar. Inditex utiliza los escaparates, pero el amplio bajo del local no forma parte de la tienda.

El grupo fundado por Amancio Ortega se esmeró en la reforma y construcción del nuevo espacio con un presupuesto a buen seguro astronómico pero se niega a desvelarlo -al margen de la compra de los edificios- y algunas fuentes lo sitúan en unos 1,3 millones de euros. La idea era crear ese espacio único que es "un homenaje a la ciudad de A Coruña en sí misma", cuna de la marca y del grupo, y quiere dar la bienvenida al visitante que llega por la principal arteria de acceso al centro, un lugar de encuentro entre los dos mundos.

La entrada principal de la calle Compostela recibe al cliente con un atrio de siete metros de alto -respeta la altura de fachada- y le abre camino a través de un pasillo central que efectivamente recuerda a un bulevar, con árboles (arces enanos) naturales, en el que predomina la piedra pulida y se disponen las prendas en un pasillo a los jardines de Méndez Núñez, al otro lado de la puerta trasera. Esas vistas y la luz se aprecian con mucha mayor intensidad en las plantas superiores. Las cajas de cada una de las secciones están localizadas ante las galerías , sobre Méndez Núñez y a medida que el cliente asciende, también permiten ver los muelles y el mar. En todos los pisos las galerías son un espacio más de la tienda, al que se puede acceder.

"El proyecto se ha centrado en captar la esencia de la ciudad, su luz y su estética más representativa, con los cuatro conceptos que dominan la filosofía arquitectónica de Zara; claridad, funcionalidad, belleza y sostenibilidad", dice la firma.

"¿El más difícil?.. Sin duda ha sido uno de los proyectos más bonitos. Ha sido complejo por todos sus condicionantes y su singularidad, pero muy especial", explicó Elsa Urquijo, autora del proyecto de rehabilitación y recuperación y de muchos de los proyectos de las tiendas emblemáticas de Zara.

En el homenaje a A Coruña está presente también su pasado. El escollo que pudo suponer la aparición de restos de la antigua muralla de la ciudad se convirtió en una oportunidad de dar al inmueble una estética única dentro de las flagship store que Zara ha abierto hasta ahora en las principales capitales del mundo.

Bajo el edificio, oculta como propuso la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural de la Xunta, se encuentra una sección del muro que formó parte del Baluarte da Torre de Abaixo, ya levantado sobre el aún más antiguo Baluarte del Príncipe. En el bajo, a escasos metros de la puerta de Sánchez Bregua una fina línea y un cambio de rugosidad en la piedra señaliza tibiamente la ubicación de los restos. La muralla condicionó la estructura arquitectónica del edificio, suspendida de una gran cercha estructural, una viga de celosía de acero, colocada en la parte superior que descansa sobre una estructura perimetral. De ella cuelgan las plantas del edificio, muy diáfanas y con pilares finos que a la vez traccionan la estructura hacia arriba.

En un "guiño permanente" a la ciudad de A Coruña, como lo definió el director de Comunicación de Inditex, Jesús Echevarría, la piedra-granito salvaje, pulido y gris Miraz (denominación de su origen, una aldea de Friol, Lugo)- y la madera son los materiales protagonistas, todos ellos provistos por empresarios gallegos, de proximidad. El pavimento del suelo y de los grandes zócalos del bajo busca el efecto de la piedra superpuesta de las murallas y es gris oscuro, pero en las plantas superiores se aclara progresivamente en consonancia con el incremento de luz.

El Zara Compostela de A Coruña
deslumbra pero es una tienda de ropa cuya presentación ante la prensa fue también una celebración a la que asistieron los responsables para España de las secciones de Woman, Trafaluc, Basic, Niño y Hombre, que dieron detalles de lo que el cliente puede encontrar y advirtieron de alguna sorpresa: "Vengan de nuevo un día por la tarde porque con el cambio de luz, la tienda parece otra".

Además de toda la moda que contiene cualquier Zara, el Compostela de A Coruña ofrece 400 prendas de Trafaluc exclusivamente diseñadas, y pintadas a mano para este local. Algunas llevan el nombre de A Coruña, y todas una etiqueta con bolsa a juego con la leyenda 15.004, código postal de la zona. Lo mismo ocurre con dos colecciones de bebé, específicas del local, o con la sección Studio dentro de la colección de Caballero; prendas de punto y en materiales nobles en gris y beige que sólo están disponibles en doce Zara de España y 80 del mundo.

La macrotienda incorpora además de otras innovaciones todos los dispositivos que le permitirán optar a la máxima certificación medioambiental estadounidense LEED oro -que sólo se otorga cuando el local ya está en marcha y que en línea con la política de Inditex permite reducir un 20% el consumo eléctrico y un 40% el de agua.

Casi como parte del homenaje a la ciudad, el nuevo Zara será un crisol de personal de otras tiendas coruñesas que hoy cierran. Se trata del Zara de mujer y niño de Juana de Vega, que será reformado para albergar un Massimo Dutti; el Zara de caballero también en Juana de Vega, el Kiddy's Class de Federico Tapia y el Zara de Espacio Coruña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine