Iberdrola solicita el cierre de sus dos últimas plantas térmicas

Las centrales están en Asturias y Palencia - Sin ellas, el 75% de su capacidad instalada en España será libre de emisiones

11.11.2017 | 11:19
Central térmica de Lada.

Claves

  • Se anticipa al real decreto del Gobierno. La decisión se produce antes de que se apruebe el real decreto para regular el procedimiento de cierre de instalaciones eléctricas
  • Adiós a sus dos últimas plantas en activo. Las de Lada y Velilla son las dos únicas térmicas en activo con las que cuenta
  • Energías verdes. La compañía tiene 29.778 MW de capacidad en energías renovables y el 76% de la energía generada en España será libre de emisiones

Iberdrola solicitó ayer al Ministerio de Energía el cierre de las plantas térmicas de Lada (Asturias) y Velilla (Palencia) que, de producirse, supondrá el cierre de todas sus centrales de carbón en el mundo. La compañía presidida por Ignacio Sánchez-Galán se anticipa así al real decreto que prepara el Gobierno con el que prevé endurecer el procedimiento de cierre de instalaciones eléctricas.

Las dos plantas que Iberdrola cerrará suman una potencia conjunta de 874 megavatios (MW) y la medida no afectará al empleo, según la compañía. En concreto, la empresa señaló que recolocará al 100% de la plantilla -90 empleados en Lada y 80 en Velilla- tanto en las labores de desmantelamiento, que se extenderán durante cuatro años desde que el Ministerio de Energía apruebe el cierre, lo que supondrá una inversión cercana a los 35 millones de euros. Las zonas ocupadas por Lada y Velilla contarán además con una restauración paisajística.

La empresa también indicó que el cierre de estas plantas no generará ningún tipo de repercusión en la seguridad del suministro eléctrico pues la compañía cuenta con 5.695 MW de capacidad de respaldo en ciclos combinados de gas.

Iberdrola enmarca esta decisión dentro de su apuesta por las energías limpias y por acelerar su compromiso de reducción de la intensidad de emisiones de dióxido de carbono (CO2) en un 50% en el año 2030 respecto a los niveles de 2007. Recientemente la empresa solicitó a la Comisión y Parlamento Europeo, junto a otras firmas del sector, que apruebe unos objetivos medioambientales más ambiciosos para el año 2030, incrementando la cuota de energías renovables hasta el 35%, frente a la propuesta actual del 27%.

Desde 2001 la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán cerró en todo el mundo centrales térmicas que suman casi 7.500 MW de capacidad instalada. Destacan el cierre en 2013 y 2016, respectivamente, de dos grandes centrales de carbón en Reino Unido, Cockenzie y Longannet, cuya potencia conjunta ascendía a 3.600 MW. Asimismo, el desmantelamiento en este periodo de tiempo de casi 3.200 MW de plantas de fuel oil.

Con el cierre de las últimas plantas de carbón operativas, el porcentaje de la capacidad de producción de electricidad libre de emisiones del grupo quedará en el 68%, un porcentaje que en el caso de España se elevará hasta el 76%.

Con 28.778 megavatios verdes, Iberdrola está entre las empresas líderes mundiales por capacidad renovable, sobre todo eólica, tanto terrestre como marina (asciende a los 15.902 MW) e hidroeléctrica (12.756 MW).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine