26 de septiembre de 2016

Los galones autonómicos de Feijóo

El 25-S tendrá eco más allá de Galicia. Feijóo será el único presidente autonómico que ostente una mayoría absoluta en España. Una estrella ascendente en un firmamento popular en el que se apaga el brillo del astro rey

26.09.2016 | 09:24

Feijóo será presidente por tercera vez consecutiva. Cumplió las previsiones más optimistas con 41 diputados, los mismos que en 2012, pero con más votos. El 25-S tendrá eco más allá de Galicia. Feijóo será el único presidente autonómico que ostente una mayoría absoluta en España. Una estrella ascendente en un firmamento popular en el que se apaga el brillo del astro rey.

De los 22.000 votos ganados en Galicia por el PP, 13.000 crecieron en la provincia coruñesa con el nuevo liderazgo de Diego Calvo, que se impuso también la ciudad coruñesa, en el que mejoró en seis mil votos el resultado de 2012.

En Marea logra un relativo sorpasso sobre el PSdeG, al auparse a la segunda posición con 17.000 votos más que los socialistas, aunque empatan a 14 diputados. La formación liderada por el juez Luís Villares amplía en cinco escaños los resultados de AGE en las pasadas elecciones gallegas, que son justamente los cuatro que pierde el PSOE , que baja de 18 a 14 y el que resta el BNG, que pasa de 7 a 6. El Bloque resistió la opa y perdió mucho menos de lo que auguraban. Los socialistas, con una sangría de 40.000 votos, son los grandes derrotados al obtener el peor resultado en unas elecciones gallegas.

En Marea se mantiene como segunda fuerza más votada en la ciudad de A Coruña, con casi cuatro mil más que los logrados por AGE en los anteriores comicios autonómicos y siete mil más que los socialistas, que ya habían sido desplazados a la tercera posición por AGE en 2012.

La evolución del voto en esta trayectoria triunfal de Feijóo revela una insólita radiografía: el PP logró en las dos últimas elecciones autonómicas 41 diputados con 100.000 votos menos que en 2009, cuando llegó a la presidencia de la Xunta con los 38 justos para gobernar. La explicación radica en la ampliación del espectro parlamentario de tres a cuatro partidos desde la irrupción de AGE en 2012, que fragmenta el voto de la izquierda y amplifica los escaños del ganador. La mayor diferencia de votos entre la primera y la segunda fuerza es premiada por la ley D'Hont.

Un dato: El PSOE logró 25 escaños en 2009 con el 30% de los votos. Marea y BNG sólo suman 20 en este 25-S con casi el 29%. Y la diferencia de votos con el segundo reduce el botín del ganador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine