26 de septiembre de 2016

"Algo haríamos mal, toca aprender"

Las caras largas en la sede de la formación evidencian el inicio de una reflexión sobre el rumbo a seguir

26.09.2016 | 02:48

"Algo haríamos mal, toca aprender". "Ahora hay que reconducir esto". Las dos frases escuchadas a miembros de base de En Marea evidencian el estado en el que quedó el partido y que un resultado objetivamente bueno, puede generar una pérdida de ilusión si las expectativas generadas son demasiado elevadas. El 20-D, la entonces coalición superó al PSdeG en votos al Congreso. Cuando llegó Xulio Ferreiro, el alcalde de A Coruña, la sede de la plaza de O Toural de la formación estalló en aplausos. El 26-J, tras perder un escaño por un puñado de votos y ser superados por los socialistas, las caras eran de evidente insatisfacción. Ayer, se combinaron la sonrisa forzada de Villares, la calma de Beiras y la desilusión evidente en Ferreiro o Martiño Noriega. Faltó a la cita el otro "tenor", Jorge Suárez.

Sin embargo, Villares fue recibido con aplausos y despedido con el grito de guerra de la alianza -"Hai Marea!"-, aunque en privado todos reconocían el golpe sufrido. Aspiraban a crecer y crecer mientras el resto de la izquierda se desplomaba. Ahora lideran la oposición, pero fracasan en su intento de ser referencia destacada. Y lo que es más importante para su forma de ver Galicia: el cambio parece más lejos que el sábado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine