27 de septiembre de 2016

25s Elecciones

Feijóo logra hacerse con más de la mitad de los sufragios en casi el 70% de los concellos

El PP se queda por debajo del 40% de los votos en solo 11 municipios - En Marea irrumpe como segunda fuerza en 86 ayuntamientos, el cuádruple que AGE en 2012

27.09.2016 | 10:45

El 25-S tiñó de azul prácticamente todo el mapa municipal gallego. El PP se impuso en las elecciones del domingo en 304 concellos (casi el 97% del total en la comunidad), unos resultados que incluso mejoran el respaldo logrado en las autonómicas de hace cuatro años: entonces los populares fueron la fuerza más votada en 301 ayuntamientos, 23 más que en los comicios en los que Feijóo fulminó al bipartito de PSdeG y BNG. En esta cita electoral no hubo provincia ni comarca que se resistiese a la marca Feijóo, que se alzó con 41 escaños. Unos resultados que consolidan a Galicia como la única comunidad gobernada con mayoría absoluta en toda España. Pero el liderazgo del PP en los comicios del 25-S (la tercera cita electoral a la que fueron llamados los gallegos en apenas diez meses) queda patente en 216 concellos -56 de la provincia de A Coruña, 50 de Lugo, 76 de Ourense y 34 de Pontevedra- al imponerse por un holgado margen sobre el resto de fuerzas. En siete de cada diez municipios, los populares obtuvieron más de la mitad de las papeletas. Y en un tercio de los ayuntamientos, sacaron un 40% de ventaja a la segunda fuerza más votada.

Son contados los concellos en los que el PP se queda por debajo del 40% de los sufragios emitidos. Tan solo en once: cuatro de A Coruña (Culleredo, Fene, Corcubión y As Pontes), ninguno de Lugo, dos de Ourense (Allariz y Petín) y cinco de Pontevedra (Cangas, Moaña, O Grove, Redondela y Vigo). En tan solo nueve concellos, los populares se quedan como segunda fuerza.

Los socialistas, que en los comicios de hace cuatro años habían logrado imponerse en un total de 12 ayuntamientos, tan solo lograron mantenerse en segunda posición en nueve: A Illa de Arousa, Fornelos de Montes, Parada de Sil, Ribeira de Piquín, A Capela, Negueira de Muñiz, Pedrafita do Cebreiro, Calvos de Randín y Entrimo.

En Marea, el partido instrumental formado por las mareas municipales, Anova, Esquerda Unida y Podemos, irrumpirá en el Parlamento esta legislatura con un empate a 14 escaños con el PSdeG pero con casi 17.000 votos más que la candidatura de Xoaquín Fernández Leiceaga. En el mapa municipal, las fuerzas del cambio se estrenan como las más votadas en el concello ourensano de Vilar de Santos. En un total de 86 municipios -35 de A Coruña, 9 de Lugo, 13 de Ourense y 29 de Pontevedra- se convierten en la segunda fuerza más votada, el cúdruple que los conseguidos hace cuatro años por AGE.

Mientras, el Bloque perdió plazas históricas como Allariz, al quedar relegado a segunda fuerza con el 34,74% de los votos frente a los 35,64% cosechados por el PP.

Pese a que Ciudadanos aspiraba a tener la llave del futuro gobierno de la Xunta, los poco más de 48.000 sufragios logrados en la cita del 25-S (el 3,38% de los sufragios) no le bastaron para entrar en el Parlamento gallego. En apenas tres meses, la formación liderada por Albert Rivera perdió en la comunidad dos de cada tres votos recabados en las generales de junio. La mayoría de las papeletas con las que se hizo en los comicios del domingo proceden de A Coruña y Pontevedra, provincias en las que C's concentra casi el 80% de sus apoyos. Y de las ciudades, salen más del 40% de los votos que la formación naranja recibió el domingo. Es el concello pontevedrés de A Lama (6,85%) y los municipios coruñeses de Oleiros (5,84%), Culleredo (4,96%), Cambre (4,67%), Sada (4,4%) o Abegondo (4,36%) donde el partido de Rivera acapara el mayor porcentaje de sufragios.

Los resultados en las ciudades también dieron oxígeno al PP. En el caso de Santiago, donde Martiño Noriega (Compostela Aberta) se hizo con el bastón de mando en las municipales del año pasado por una diferencia de 16.327 votos, los populares lograron en los comicios del domingo una ventaja sobre las fuerzas del cambio de más de 13.000 votos. En A Coruña, donde gobierna Marea Atlántica, el PP se convirtió en la fuerza más votada, con más de 54.000 sufragios (el 43,5%) por los casi 29.800 de En Marea (23,93%).

En Vigo, el PP también marcó distancias con el partido instrumental capitaneado por el juez Luís Villares, con un 6% de ventaja sobre éste. Y el PSdeG de Abel Caballero, que gobierna con mayoría absoluta, se cae al tercer puesto con 2.300 votos menos. El gran sorpasso en Vigo ya se había dado en las generales de diciembre, una cita en la que el PSOE se desplomó. Entonces en Marea se erigió en el partido más votado (con casi el 34% de los votos), con los populares detrás (más del 27% de los sufragios) y los socialistas en tercer lugar (tan solo el 22%).

Pese a que el PP reforzó su liderazgo en prácticamente todo el territorio, el respaldo mayoritario lo cosechó en Avión y Beariz, con casi el 90% de las papeletas. El PSdeG se alzó con más del 50% de apoyos en Calvos de Randín y Entrimo. Vilar de Santos fue el concello donde más porcentaje de votos logró En Marea (48,9%). Lejos de estos porcentajes está el BNG, que logró su máximo respaldo en Allariz (34.7%) y San Sadurniño (31,13%).




Haz click para ampliar el gráfico

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine