27 de septiembre de 2016

Resultados elecciones gallegas en A Coruña: El PP gana en los diez distritos de la ciudad y en el 95% de las mesas

En Marea, la opción más votada en las 13 mesas que no gana Feijóo, seis de ellas en Novo Mesoiro - El PSOE pierde el primer puesto en las once urnas que había conquistado en 2012 y pasa a tercera fuerza en todos los distritos

27.09.2016 | 09:28
Resultados elecciones gallegas en A Coruña: El PP gana en los diez distritos de la ciudad y en el 95% de las mesas

El Partido Popular tampoco tuvo rival en la pelea por los barrios. Los conservadores ganaron en los diez distritos de la ciudad y fueron primera fuerza en 278 de las 292 mesas de A Coruña, es decir, un 95% del total. Las 13 que no conquistó Feijóo pasaron a manos de En Marea, ubicándose seis de ellas en Novo Mesoiro. El PSOE perdió la primera plaza en las once urnas que había conquistado en 2012 y es desplazado al tercer puesto en todos los distritos

El Partido Popular no solo se convirtió este domingo en el claro vencedor de la ciudad sino que también se impuso en el combate barrio a barrio. Los conservadores fueron la fuerza más votadas en los diez distritos coruñeses y ganaron en el 95% de las mesas, o lo que es lo mismo, en 278 de las 292 que se repartieron por los colegios electorales. Solo En Marea pudo hacerle sombra en 13 urnas, mientras que en una, en el Pabellón de Monte das Moas, se produjo un empate a 130 votos entre ambas formaciones.

El partido de Alberto Núñez Feijóo mantuvo los mayores índices de apoyo en los barrios que tradicionalmente actúan como bastión de la derecha: el distrito 1, que integra a Ciudad Vieja, Pescadería y Orzán; y el distrito 3, de la zona del Ensanche-Cuatro Caminos. Allí el PP obtuvo el 53,06% y el 55,43% de los sufragios, respectivamente.

Los datos también revelan cómo los populares supieron movilizar a su electorado en estas elecciones autonómicas. En los barrios donde registraron los mayores índices de apoyo los niveles de participación también fueron los más altos de A Coruña. En el distrito 1, votó el 64,9% del censo, mientras que en el distrito 3 lo hizo el 68,3%. El siguiente mejor dato de participación se logró en el distrito 5, el de Riazor, Labañou y Os Rosales, donde votaron el 64,8% de los vecinos con derecho a sufragio. Precisamente, aquí el PP obtuvo su tercer mejor resultado, acaparando un 44,34% de los votos.

Los conservadores solo encontraron cierta resistencia, aún sin dejar de ser los más votados, en los feudos tradicionales de la izquierda, allí donde reside el electorado más joven y golpeado por las políticas de recortes de los últimos años. Un ejemplo es el distrito 9, de Mesoiro y Castro de Elviña, donde En Marea, con un 29,91% de los sufragios, se acercó más al PP, que obtuvo un 36,38%. Fue en este barrio donde la candidatura del juez Luís Villares se impuso en un mayor número de mesas: seis. Precisamente, todas se encontraban en el centro cívico de Mesoiro, donde votan la mayor parte de los vecinos de Novo Mesoiro, el área residencial con la media de edad más baja de la ciudad. Una situación similar se vivió en Monte Alto donde En Marea (27,89%) ganó en dos mesas, aunque lejos de las 33 en las que el PP (37,7%) fue el más votado.

En esta ocasión, el PSOE no ganó en ninguna mesa, a diferencia de lo que había ocurrido en las autonómicas de 2012, cuando al menos había conquistado 11 urnas. Los socialistas fueron la tercera fuerza en los diez distritos coruñeses, perdiendo frente a En Marea la segunda plaza que habían retenido hace cuatro años en distritos como el de Os Mallos, Agra do Orzán o Eirís-As Xubias. El BNG fue cuarta fuerza y Ciudadanos quinta en nueve de los 10 distritos. Solo en el de Riazor, Labañou y Os Rosales los de Albert Rivera superaron al Bloque, con 75 votos más.

Poco varía el escenario con respecto a 2012. El único cambio se encuentra en las filas de la oposición. En Marea consolida el trabajo iniciado por la Alternativa Galega de Esquerdas de Xosé Manuel Beiras hace cuatro años, reforzando su perfil como primera alternativa de la oposición para los coruñeses, mientras el PSOE continúa su particular repliegue, conservando porcentajes de apoyo cercanos al 20% en barrios donde antaño eran indiscutibles, como Os Mallos o el Agra. El BNG sigue perdiendo votos. Pierde su cuarta plaza en un distrito frente a Ciudadanos y mantiene sus grandes porcentajes en Mesoiro -su mejor resultado, un 8,24%-, Bens o Monte Alto.

Aunque En Marea mejora los resultados de AGE en 2012, las cifras del domingo confirman la pérdida de fuelle de este fenómeno político frente al PP entre los electores de la ciudad. En las generales de diciembre, la confluencia de izquierdas había ganado en 157 mesas y seis distritos. Seis meses después, en los comicios del 26 de junio, solo se encumbró como fuerza más votada en 65 mesas y dos de los diez distritos. Ahora, solo retiene 13 mesas y ha perdido el primer puesto en todos los distritos. A modo de anécdota, En Marea batió el récord de mesas en las que quedó a 0, una en el Fórum Metropolitano y otra en el colegio Rosalía de Castro. Solo Ciudadanos igualó el registro, en una del colegio Wenceslao Fernández Flórez.




Haz click para ampliar el gráfico

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine