Víspera en tensión ante un resultado incierto

Los candidatos pasan la jornada de reflexión en familia y con amigos y escapan de la rutina con el deporte y el cine

20.12.2015 | 02:35

La jornada de reflexión permitió a los candidatos hacer una parada en el camino y tomarse un respiro antes de conocer el veredicto final de los electores. Familia y amigos, deporte y cine fueron las vías de escape de los políticos para soltar tensión tras intensos quince días de campaña. Pero la procesión va por dentro. El resultado de los comicios nunca fue tan incierto y aunque la víspera del 20-D sirvió para relajarse y descansar, la espera fue a buen seguro tensa. Todos se juegan mucho en esta cita con las urnas. El candidato del PP, Mariano Rajoy, no salió de Moncloa, y pasó el día con los suyos tras practicar deporte. El líder del PSOE, Pedro Sánchez, disfrutó del partido de baloncesto de una de sus hijas y montó el árbol de Navidad. Pablo Iglesias (Podemos) fue al cine con su compañera de partido Carolina Bescansa y su bebé, Albert Rivera, de Ciudadanos, estuvo con su hija y Alberto Garzón (Unidad Popular) pasó el día en su pueblo, Rincón de la Victoria, en Málaga

Quince días recorriendo España dan para mucho: visitar tres ciudades en una misma jornada, intervenir en varias emisoras radiofónicas y programas de televisión en dos horas y hasta para recibir un puñetazo, pero también para añorar a la familia y las aficiones que hacen más placentera la vida.

Por eso, aunque sea solo durante 24 horas, los candidatos buscaron ayer, en la víspera de las elecciones generales más abiertas de la democracia en España, un refugio entre los suyos.

La jornada de reflexión, o más bien de descanso antes del asalto final de las urnas, supuso por primera vez en mucho tiempo para los candidatos tiempo libre para disfrutar de la familia y los amigos y relajarse para afrontar un veredicto que pocos se atreven a vaticinar.

Especialmente casero fue el plan elegido por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que no ha salido del Palacio de la Moncloa. Como de costumbre, comenzó la mañana con un paseo "a toda velocidad" por los jardines del recinto presidencial, porque, como le gusta repetir en ocasiones, hacer deporte ayuda a "mantener el equilibrio". Una comida con su esposa, sus dos hijos y sus hermanos completaron la agenda del candidato a la reelección por el PP.

También dedicó el día a estar con la familia el candidato del PSOE, Pedro Sánchez, no sin antes salir a correr como hace habitualmente a primera hora. Sánchez aprovechó la mañana para asistir por primera vez a un encuentro de baloncesto de una de sus hijas, que se ha apuntado este año a un equipo.

Pasó el resto del día en su domicilio de Madrid con su mujer y las dos niñas y realizó algunas actividades aplazadas por la campaña. Entre ellas, poner el árbol de Navidad, para luego ir al cine a ver la película Star Wars: el despertar de la fuerza.

El líder del PSOE dedicó además momentos para conversar por teléfono con los secretarios generales, colaboradores y amigos del partido para agradecerles personalmente su trabajo y apoyo durante la campaña.

Día de cine también en Madrid para el candidato de Podemos, Pablo Iglesias, y en sesión doble. Por la mañana, asistió, junto a compañeros del partido, a la proyección de "B, la película", una cinta sobre las andanzas del extesorero del PP Luis Bárcenas. Antes de entrar en la sala, Iglesias aseguró que se siente "muy tranquilo y muy a gusto" en esta jornada de reflexión y "de relax", porque, a partir del domingo, "viene mucho trabajo". Junto a Iglesias, estaba la gallega Carolina Bescansa, con su bebé. Bescansa es candidata al Congreso por Madrid y forma parte del trío fundador de Podemos.

Los dirigentes de Podemos, al igual que el candidato socialista, quieren ser de los primeros en disfrutar de la séptima entrega de la saga Star Wars, en la que la galaxia todavía está en guerra y los rebeldes trabajan en la Nueva República contra los restos del Imperio, y repitieron sesión de cine por la tarde.

No se sabe la película elegida por el candidato de Ciudadanos, Albert Rivera, para acudir en Barcelona al cine con su hija, a la que no ve desde hace "casi veinte días" por la apretada agenda electoral.

A primera hora estuvo en Madrid, donde compartió un desayuno de despedida con los miembros del Comité de Campaña del partido. Momentos antes de viajar a Barcelona para pasar el resto de la jornada con su pareja y su hija, dijo a los periodistas que tiene la sensación de que "algo va a cambiar" en España.

También eligió su tierra para pasar el día con los suyos el candidato de Unidad Popular-IU, Alberto Garzón, que, tras pasear y conversar "con serenidad" por las calles de Madrid con compañeros de la candidatura, regresó a primera hora a su pueblo, Rincón de la Victoria, en Málaga, donde ya estuvo esta semana de campaña. El chiringuito de Frasco, el mar y una partida de futbolín con su padre fueron sus preferencias para la jornada de reflexión. En Madrid comentó a la prensa que afronta "con tranquilidad" y "mucha fuerza" el resultado de las elecciones y dijo que su candidatura tiene la puesta vista "mucho más lejos".

Aunque nació en San Sebastián, el candidato de UPyD, Andrés Herzog, eligió Madrid, donde está empadronado, para disfrutar el día con sus allegados. Al mediodía salió a tomar unas cañas con su mujer, algunos amigos y el número 2 de la lista al Congreso, Julio Lleonart. Por la noche fue a los teatros del Canal a ver un musical junto a su esposa, informa Efe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine